Locoporelcine.com, tu revista de cine online en la que encontrarás: críticas de cine, entrevistas, reportajes, opiniones sobre series de televisión. ¡Mucho cine!

16 dic. 2009

Crítica: AGALLAS. Cine negro con sabor español

SINÓPSIS:

Sebastián, un delincuente de poca monta recién salido de prisión, decide buscar empleo en una pequeña empresa de Galicia. Pero no por vocación desde luego, sino porque algo le dice que el dueño de la empresa, Regueira, no se ha pagado el Jaguar con cangrejos. Mediante una astucia, se hace amigo de un encargado, Raúl, y consigue que le contraten. Regueira se lo cree sólo a medias, pero comprueba muy rápidamente que aquel joven de dientes mellados tiene agallas y decide convertirlo en su ayudante. Poco a poco, Sebas cambia de aspecto, se gana ropa nueva, nuevos dientes y sobre todo la confianza de su jefe. Parecerá haber llegado a la cumbre…o casi. Pero, Sebastián, tan listo y despiadado, ignora que forma parte de un juego que le supera.


“Si es que no se puede ser bueno”, tal y como comenta Hugo Silva, o más correctamente Sebas en el filme podría resumir lo que quiere mostrar Agallas, como ironía en esa vida que explica.

Agallas nos presenta a Sebas, un pobre desgraciado sin moral alguna, que acaba de salir de la cárcel, y cuyo único objetivo en la vida es llegar a rico sin dar un palo al agua, y tener un deportivo. En su viaje obligado por unos “buenos” amigos de su tio a El Ferrol, busca, que es muy diferente de encontrar, la ocasión de entrar en un negocio del que cree que puede sacar probecho. Y es que Dios los cría y ellos se juntan, ya que Sebas dará con una red de narcotráfico controlada por el dueño de una empresa de conservas. Muy destacable el trabajo de Hugo Silva, que sabe encarnar a este caradura con mucha credibilidad, consiguiendo que olvidemos su papel más conocido (y ciertamente encasillado) de policía guapetón en la serie “Los hombres de Paco”. Transmite ese instinto de supervivencia, miedo, al macarra barriobajero, igual de bien que al simpático rufián caradura que te arranca más de una sonrisa.

En la otra cara de la moneda, aquello a lo que aspira Sebas, se encuentra el sr.Regueira, interpretado por un impecable Carmelo Gómez. Éste es el propietario de un negocio en Galicia que utiliza como tapadera para el tráfico de drogas. Éste ve en Sebas a un personaje que tiene agallas para matar a una persona que lo ha ayudado, y es tan incosnciente que le planta cara a un narco, por lo que acepta a Sebas en su círculo, aunque el objetivo sea distinto al que Sebastián piensa.

En el film encontramos la parte “social”, ya que pretende mostrar el panorama del narcotráfico en las Rías Baixas y la corrupción que lo rodea (Guardia Civil, empresarios...). Sin embargo, creo que podría haber ido más lejos y profundizar más en el tema y las tramas, en las redes que conforman ya que aparece todo demasiado simplificado. Aun así, sí nos enseña el valor de la vida en estos círculos, las relaciones establecidas, y el camino autodestructivo de quienes se adentran en estos lares.

Se podría criticar el decaimiento en intensidad del guión. Hay partes en las que se hace algo pesada, y algunos detalles o guiños son superfluos. Un par de ejemplos serían la escena del bar de Sebas y Raúl (Celso Bugallo) mientras están con compañía femenina, o l la tablilla del dedo de Sebas en el final.

El giro final es curioso y sorprendente. Aunque es evidente que es un camino hacia la destrucción, nunca te imaginas que Sebas acabe de ese modo. Como espectadora, sientes lástima aun cuando éste es el más lógico. “Que me llames por mi nombre no significa que seamos amigos”, una frase del sr.Regueira (Carmelo Gómez) es lo que recuerdas en ese instante. Pero sin duda, el viaje del sr.Regueira y su botín es lo mejor del film.

En resumen, da gusto ver que cuando se ponen, nuestros directores saben hacer un cine realmente interesante, entretenido y con el que no te duele el alma (ni el bolsillo) gastar el dinero en una entrada. De hecho, el cine negro está resultando un buen género para el cine español, como ya se vio en “La caja 507” (Enrique Urbizu, 2002), o “El Crack” (José Luís Garci, 1981), entre otros títulos.


LO MEJOR Y LO PEOR:

Lo mejor: Carmelo Gómez, impecable.
Lo peor: La poca profundidad en el tema del narcotráfico



FICHA TÉCNICO-ARTÍSTICA:

Dirección: Samuel Martín Mateos y Andrés Luque Pérez
País: España
Año: 2009
Duración: 99 min
Género: Thriller
Interpretación: Carmelo Gómez (Regueira), Hugo Silva (S ebas), Celso Bugallo (Raúl), Mabel Rivera (tía Elvira), Carlos Sante (Antonio), Xavier Estévez (Couto), Isabel Blanco (Chantal), Yoima Valdés (Rosa), Rula Blanco (Isolina), Tomás Lijó (Manu).
Guión: Javier Félix Echániz y Juan Antonio Gil Bengoa
Producción: Pancho Casal y Antonio Saura
Música: Xabi Font y Arturo Vaquero
Fotografía: Juan Carlos Gómez
Montaje: Guillermo Represa
Vestuario: Ruth Pereira
Dirección Artística: Marta Villar
Clasificación: Mayores de 18 años
Enhanced by Zemanta

0 lxc:

Publicar un comentario

¡Gracias por dejarnos tu comentario!

En breve aparecerá publicado.

Equipo de Locoporelcine.com
----------------
Nota: Queda reservado el derecho de moderación y no publicación de comentarios no relacionados con el artículo, u ofensivos.
Las opiniones expresadas por los componentes de Locoporelcine.com son opiniones y rogamos se respeten.
No se admitirán comentarios con autopromoción de otras páginas web.
No se publicaran comentarios con un lenguaje impropio u ofensivo.

Síguenos también en Twitter y Facebook
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger