Locoporelcine.com, tu revista de cine online en la que encontrarás: críticas de cine, entrevistas, reportajes, opiniones sobre series de televisión. ¡Mucho cine!

29 dic. 2010

José Luis Garci: "Estoy preparando una película sobre Sherlock Holmes en España"

Radiografía...
Era lógico que al lado de la oficina de JOSÉ LUIS GARCI (Madrid, 1944), en la capital del Reino, estuviera el Café Gijón. Sorprendentemente, su despacho, al igual que el resto de Nickel Odeon Dos, una fábrica de hacer cine del bueno, es acogedor, con carteles de películas suyas y de otros maestros que este torpe periodista no es capaz de averiguar. Una figura a tamaño real de Bogart custodia, cual portero de discoteca, su santuario, sobre el que reposa un guión, a simple vista inofensivo. Total, 10 ó 15 folios encadenados a un clip, con subrayado amarillo fosforita. Vamos, que podría pasar por una lección a estudiar. La entrevista empieza mal antes de echar a rodar la grabadora. «¿Foto pa qué?». Y Luis, el fotógrafo, intenta explicarle que en una revista son necesarios los posados, pero no se esfuerza en entenderlo. Son 50 años de malas experiencias... Asegura, con desconcertante coquetería, que sale mal así, que dispare mientras habla. Tras arduas negociaciones, accede, incluso al contrapicado que tanto detesta. La promesa de contarle una anécdota del bravo central Luis Sierra, de su amado Sporting -tiene colgado un banderín repleto de firmas, y este club monopoliza parte de ‘Volver a empezar’- , con Fernando Hierro, de su querido Real Madrid, surte efecto. Hay fotos.


Te veo y me acuerdo del programa ¡Qué grande es el cine! (esperaba niebla de rubio americano, colillas y perfume de tabaco). Qué raro no verte fumando...
Lo dejé hace cuatro años. Nosotros en Televisión Española fuimos el último programa. Todo el mundo fumaba. Yo no tanto. Lo hacía poorque está bien. Es más bonito. Desde chico (con 14) he fumado, pero no más allá de ocho o diez cigarrillos al día. Lo he dejado porque me han dicho que no era bueno.

¿Y en el cine? ¿Qué sería de él sin el tabaco?
Cada vez fuman menos. Los malos quizás. Pero es que es muy bonito, sobre todo en el blanco y negro, el humo del cigarrillo, la fotografía gris… Está muy bien. Crea un volumen extraordinario.

Yo es que a Bogart no me lo imagino sin estar pegado a un cigarrillo.
Ni a Bette Davis, ni a nadie. En aquella época era un acontecimiento social. Y siempre. Yo he llegado a ver a cirujanos operando con el pitillo en la boca... Creo que es bueno después de un Martini, con un vino, en una comida, tras una situación de estrés...

No se va a poder fumar el piti después de...
Eso ya no lo sé porque eso es en casa (una medio mueca se traduce en risa), y que yo sepa todavía no está prohibido.

Al paso que llevamos...
Todavía no lo han prohibido.

Igual te denuncia tu pareja y todo.
Hay que elegir muy bien con quién sales. De todos modos, cada vez se fuma más. Vivo al lado de un instituto, y a la salida, todos los chicos y chicas lo hacen.

En Volver a empezar (el primer Oscar español; un desastre en taquilla en 1982, antes de que se reestrenara), Antonio Ferrandis, cigarrillo en mano, confiesa que la etapa de su vida más feliz había sido la primera. ¿Con cuál te quedas tú?
Nunca lo he pensado. Es un tópico, pero no por ello deja de ser verdad. Supongo que la primera también; la infancia es el despertar a la vida, descubrir sensaciones. Fui un niño muy feliz (hijo único), que estaba en el cine o en la calle. Fui a un buen colegio, mixto. Era mucho de billares, de futbolines... A los 16 años me puse a trabajar; era de clase media-baja, de barriada.

Pues siempre te han colgado el sambenito de ser (y nacer) de derechas.
Yo creo que hay que elegir en la vida. Cuando ya tienes 20 ó 22 años, que es la época en la que eres menos tú porque eres menos valiente para defender tus gustos. A lo mejor te gusta una película del Oeste pero tienes que decir que Antonioni, o la pintura, y lo mismo te sientes acobardado ante los gustos de la aristocracia intelectual del momento. Pero si pasas el sarampión, que lo pasas, eres libre para decir lo que crees. Luego te cuelgan una serie de etiquetas y no vas a ir uno por uno a...

Lo que pasa es que la corte actual de la Academia de Cine es como es desde hace unos años. Muy politizada...
Yo de la Academia solo puedo hablar bien. Me han elegido para representar al cine español en muchísimas ocasiones, muchas películas mías han sido premiadas, yo tengo el Goya... Otra cosa es que en un momento determinado no se portaran bien conmigo, porque debían haber tenido más valor y decisión ante un hecho que consideré terrible (una carta a los académicos firmada por una persona que le suplantó provocó el enfado de Garci, al que nunca se le pidió perdón). Y en esa Academia he trabajado con la mitad, y la otra son amigos, incluido su director, Álex de la Iglesia, al que admiro profesionalmente.

Pues igual te convence, como hizo el año pasado con Almodóvar.
Ahí Pedro tenía razón. Pidió que se votara de otra manera y le hicieron caso. Si mandaran una carta a todos los miembros aclarando lo que me sucedió y rectificando, yo encantado, pero no creo que lo vayan a hacer.

Por cierto, ¿por qué odias tanto los making of? No hay ninguno en tus dvds.
Es perder la magia del cine, ver cómo se rueda un plano, cómo maquillan al actor, los efectos especiales y luego descubrirlo, es como mirar desde el otro lado.

Como si le preguntas a un pintor qué pretende con su lienzo, ¿no?
Más que eso, el verte trabajar todos los días. Y luego, hablas del rodaje y qué dices, que qué bien nos lo pasábamos, que todo estupendo, que ésta es una película especial, distinta a todas, y que nos queremos mucho...

Y no es así.
No, claro, como en cualquier otro trabajo.

Porque para controlar los egos de cada uno de los actores...
Eso es un mito. Son personas absolutamente colaboradoras en la película. Salvo el caso excepcional de un actor que esté desequilibrado por mil razones y te pueda dar el rodaje, lo normal es que sean muy receptivos y te ayuden. Son encantadores y están dispuestos a hacer las tomas que hagan falta. Y lo de las actrices también es un mito. Te podría decir que colaboran más las mujeres que los hombres, están mucho más por la labor...

¿Y eso?
No lo sé (corta en seco, algo no va bien). Lo malo de este tipo de entrevistas es que luego tú titulas: "Las mujeres colaboran más que los hombres". Por eso yo todo esto me lo tomo... Sabiendo que luego pondrás lo que quieras porque da lo mismo lo que yo diga (momento crítico,la entrevista peligra). Mira la última: me preguntó un buen tipo qué me gustaría hacer en lo que me queda. Le contesté que acariciaba la idea de hacer un día una buena película. Titular: "Sueño con hacer obras maestras todos los días". No tiene nada que ver, es lo contrario. Le di es la de un imbécil. Cuando hablas hay matices, ironía... Por eso te quería decir antes que no sé por qué, pero las chicas tienen más entusiasmo, están más pendientes.

Hombre, las cosas se pueden sacar fuera de contexto.
A mí me da igual porque no puedo hacer nada, porque es tu entrevista (tengo la sensación de que estoy ante un incomprendido ante los periodistas, los académicos y los fotógrafos). Y claro, incluso siendo un buen profesional, puedes inclinarte hacia un lado o hacia otro. De hecho, recuerdo un encuentro entre Truman Capote y Marlon Brando en Japón -El rey en sus dominios-, y no creo que si tomando tanto saque en tres meses -lo que duró la ronda de entrevistas- hiciera que éste contara lo que contó. Luego influye el estado de ánimo, la época del año, si hay más luz (me hace sentirme un director de una película el maestro Garci), si es en el barrio latino de París...

Ni si me han sentado mal los garbanzos que me he calzado este mediodía...
Por eso siempre digo lo de los pilotos. La gente no piensa que hay que cuidarles mucho. Imagina que le acaba de dejar su novia... Igual que cuando estás rodando una película: tus problemas son tus problemas y tienes que intentar dirigir el tráfico de los actores.

¡Pero eso no se puede evitar!
Sí que puedes. Si ves que un actor o una actriz llega a maquillaje mal porque su chico lleva dos días malo y no saben lo que tiene, o que la mujer se quiere separar... Tú ibas a rodar a las nueve de la mañana, pues es absurdo si necesitabas al personaje con un brillo especial, o si se trata de una comedia. Cambias el plan de trabajo y te lo llevas a las dos de la tarde y, a lo mejor, a esa hora el niño está bien y es otra historia. Los actores son como los surfistas, buscan la ola buena, pero es que, a veces, no hay olas. Ni buenas ni malas. Tienes que investigar en su vida, conocerle bien...

Parece que en la nómina del director también está el ser psicólogo.
Sí, creo que sí, eso es la dirección de actores. Puedes ser un médico, confesor, psiquiatra, amigo, hermano... Por eso hay muchos ligues en las películas porque se produce durante un breve período de tiempo, cinco o seis semanas, un acercamiento, una explosión de sentimientos, de camaradería muy grandes, y por eso surgen historias muy emocionales que, en el 90 por ciento de los casos, finalizan cuando acaba el rodaje (curiosamente, con Cayetana Guillén Cuervo mantuvo una relación tras el rodaje de El abuelo). Pero es lógico, sobre todo, si ruedas en exteriores. Mira, el amor está hecho siempre para el extranjero, eso es evidente, porque estás sin las ataduras de casa, estás allí fuera las 24 horas del día. Rodar no es solo rodar, es levantarte por la mañana, ir al desayuno común, una copa... Pasa como en los colegios, te haces más amigo de uno que de otro.

Vamos, que es mejor que no me eche novia actriz, sobre todo, si va a rodar fuera.
O a lo mejor sí. Son estupendas porque van a vivir la vida muy bien (risas). Tú no eres actor y puedes hacer lo mismo. No es un problema de infidelidades sino de afinidades. Básicamente, me quiero referir a los tópicos. La gente del cine es muy normal, ve lo mismo que tú en la tele, vive en un piso, lee los mismos periódicos... El glamour es muy relativo. Todo el mundo tiene la sensación cuando va a un estreno que es maravilloso... Se da cuenta de que forma parte de eso. Yotro dice lo mismo. Dicen aquello de "Estaba todo Madrid"... Yes mentira, van con sus propias neuras, sus propios complejos. Todo el mundo forma un conjunto pero cada uno, individualmente, se cree que es un ejemplar solitario y pequeño. Todo eso es el glamour. No sé si me habrás entendido.

Sí, luego publicaré lo que me dé la gana.
¡Por supuesto! (risas sin carcajada).

Recuerdo una frase tuya, presentando Casablanca, en la que decías que hay películas que te hacen ser mejor persona.
Y es cierto. Y cualquier obra de Chéjov. Manhattan (se ruboriza cuando le confieso que él y Allen son la referencia de un hermano, y asegura que estaría chiflado si se pusiera en una escala parecida a éste y otros maestros).

Dicen que vas a rodar en 3D...
Falso. Ni tengo internet, ni coche -como Marlon Brando, apunta-, ni móvil, sigo leyendo. Hasta he visto que ruedo La regenta... Estoy con un guión sobre Sherlock Holmes en España, que espero filmar en otoño. Veo difícil que salga -le doy un 20 por ciento de posibilidades; como en todo lo que hago-, es en inglés.

Dime la verdad, ¿viste algún Torrente?
No, y no por nada; eso que me gusta que entronca con un cine que me gusta mucho, como es Los tramposos. Pero tengo mucho interés en el ver el último. Santiago Segura es un tío valiente al ser el primero en rodar aquí en 3D.
Enhanced by Zemanta

3 may. 2010

Literatura del cine "casco de acero"

SINÓPSIS:

La editorial T&B ha publicado "Diccionario de películas. El cine bélico", un monumental diccionario escrito por José Manuel Fernández, militar de profesión y cinéfilo empedernido que cuenta con subvención del Ministerio de Defensa. Cerca de 500 páginas, más de 1600 títulos, decenas de fotografías (en color y blanco y negro) conforman esta nueva entrega de la Colección Movieguía.



El denominado género bélico ha sido asociado muchas veces a las películas denominadas de “casco de acero”, es decir, de la Segunda Guerra Mundial. Desde el lejano año de 1927 en el que se instaura la ceremonia de entrega de los premios Oscar se puede ver el influjo de este género. En más de 90 años El cine Bélico ha mostrado prácticamente todos los conflictos, guerras y situaciones violentas que la especie humana ha padecido a lo largo de gran parte del siglo XX y los primeros años que van del siglo XXI. En la actualidad la incorporación de la informática, de las técnicas de procesamiento de imágenes, señales, asi como la profusión y utilización de los efectos asistidos por ordenador han permitido que muchas películas bélicas se puedan realizar utilizando gran cantidad de ejércitos diseñados de manera artificial. El “Diccionario de películas. El cine Bélico” es la obra más extensa y exhaustiva publicada a nivel nacional e internacional, esta exclusivamente dedicada a este género cinematográfico. Contiene 1.680 títulos. En cada uno de ellos se expresa, una ficha técnica, una calificación orientatíva y la opinión del autor. La gran mayoría de las fichas corresponden a peliculas, pero, también se mencionan documentales, cortometrajes, reportajes de guerra y series de televisión.

Incluye un apéndice final que divide todos los títulos según los diferentes conflictos en que está ambientada la cinta.


FICHA DEL LIBRO:
Título: DICCIONARIO DE PELICULAS EL CINE BELICO
Autor: JOSE MANUEL FERNANDEZ
Precio: 27€
Editorial: T&B EDITORES
Colección: CINE
Año de edición: 2009
ISBN: 978-84-92626-21-2
Páginas: 423
Idioma: Español
Formato: Rústica
Materia: CINE

17 mar. 2010

Fallece a los 83 años el actor Peter Graves

Peter GravesImage by Sharon Graphics via Flickr

por Gerardo Medina Pérez

Se nos ha ido otro gran actor, otro de esos rostros que hemos visto mil y una veces en televisión y cine pero cuyo nombre muchos desconocen. Peter Graves hacía décadas que permanecía en el anonimato, siguiendo la triste tradición (o maldición) que afecta a los veteranos de Hollywood. Por el camino dejó su celebérrimo papel de Jim Phelps en la serie "Mission: Impossible" -el mismo papel que encarnaría dos décadas después Jon Voight en el film de Brian de Palma-, el cual le reportaría fama y un Globo de Oro, así como nominaciones a los Emmy. Otros puede que le recuerden como el piloto de "Aterriza como puedas". Muy activo durante el período comprendido entre la década de los 50 y principios de los 80, apenas se prodigó durante los 90 y durante la pasada década quedó relegado a apariciones estelares en series como "House" o filmes como "House on Haunted Hill" o "Men In Black II". Graves fallecía ayer a tan solo cuatro días de su 84º cumpleaños víctima de un ataque al corazón. En paz descanse.




Enhanced by Zemanta

CAZADORES DE DRAGONES: Cambiando el centro de gravedad

Sinópsis:

Una princesita charlatana, un perro bastante rarito y un par de timadores con labia, acaban uniéndose para tratar de dar muerte al dragón Zampamundos.


“Cazadores de dragones” es todo un ejemplo de cómo debe realizarse animación cuando se cuentan con pocos medios. Está claro que, conscientes de la distancia que los separa de Pixar o Dreamworks, deciden aprovechar al máximo lo que tienen.


La productora francesa carece de los recursos necesarios para poner en marcha escenas de masas. E, incluso, para lograr con efectividad una creíble representación de la anatomía humana. La solución: centrarse en cuatro personajes principales, dos secundarios, media docena de figuras ocasionales. Y caricaturizar a esos personajes principales. Se esmeran, y mucho, en los fondos, el diseño del universo al que quieren dar vida. Ahí residen sus principales virtudes. Se inspiran en Miyazaki para diseñar todo ese mundo de rocas voladoras, progresivamente descomponiéndose, la gravedad alterada por la próxima llegada del dragón Zamapamundos. Esa inspiración no es imitación. De hecho, “Cazadores de dragones” es una notable película que huye de los tópicos cuanto puede. Se anticipa a “Avatar” y, en cierto modo, resulta mucho más imaginativa. Aunque se pueda encontrar algún paralelismo con “Nausicaa” o con “El Señor de los Anillos” (ese palacio que emula a Gondor), el guión corre libre, desprejuiciado, sin preocuparse de emular a otros porque sabe muy bien lo que quiere contar.
Los cuatro personajes principales se embarcan en un viaje, una “road movie”, donde las aventuras con las que se encuentran no tienen nada de tópicas. Por supuesto se trata de una sucesión de batallas contra los enemigos y contra el pasado que cada uno lleva en sí mismo. Pero todo ello contado de forma novedosa. La aparición de los dragones eléctricos o los murciélagos que forman unidos un monstruo multiforme, son hallazgos muy interesantes. Por objetarle algo, habría que señalar la reiteración en la lucha contra los murciélagos, como si guionistas y directores estuviesen tan fascinados con su descubrimiento que no saben cómo ponerle fin. La veta surrealista también aporta interés. Los mundos flotantes que son granjas, las ovejitas lanudas, los puentes imposibles enlazando satélites voladores, son elementos que logran fascinar. Hay tiempo también para los momentos emotivos y de introspección, pero en ningún momento parecen tan forzados o artificiales como en las producciones de Disney. Cada personaje tiene un pasado, unas preocupaciones, algo que pesa en su conciencia y le hace ser como es. La colisión de personalidades acontece de modo lógico y natural: se conocen, aprenden y mejoran, pero sin apestar a cursilería.
No es, en sentido estricto, una película para los más pequeños. Alguna escena puede resultar algo terrorífica. Esa habilidad para dirigirse también al público adulto tiene un contrapeso negativo con alguna que otra incursión un tanto infantiloide, principalmente las dos cancioncillas del final. Aunque haya algunas cosas fuera de contexto que parecen romper con el esquema de la propuesta, es evidente que “Cazadores de dragones” se trata de una película con voz y estilo propios, inteligente en el modo de plantear el guión y ajustándose a los recursos de que dispone. También en cuanto a duración. 80 minutos justitos, sin preocuparse por rellenar de modo innecesario la trama. Eso hace que no resulte pesada, ni aburrida, y pocas veces redundante. Una buena animación que obliga a estar pendiente de lo que pueda hacer en un futuro la cinematografía de animación francesa.


Lo mejor: El diseño de fondos.

Lo peor: Algunos momentos repetitivos.


Ficha técnico artística:

Dirección: Guillaume Ivernel y Arthur Qwak.
País: Francia, Alemania, Luxemburgo.
Año: 2008.
Duración: 80 m.
Género: Animación.
Interpretación: Vincen Lindon, Marie Drion.
Guión: Freédéric Lenoir y Arthur Qwak.
Producción: Philippe Delarue.
Música: Klaus Badelt.
Montaje: Soline Guyonneau.
Clasificación: Para todos los públicos


Enhanced by Zemanta

"Lost" se inspira en "Los cronocrímenes" de Nacho Vigalondo


La enésima teoría del misterio de "Perdidos" apunta a que hay que buscar respuestas en la película "Los cronocrímenes'" (2007) de Nacho Vigalondo. Esto no es una hipótesis más o menos disparatada -o acertada, quién sabe- como las que circulan por internet. Esto es verdad, que por algo lo dice Damon Lindelof, productor y guionista de la serie que ha provocado una auténtica lostmanía a nivel planetario. Reconoce Lindelof que para idear los viajes en el tiempo que son el eje argumental de la quinta temporada de la ficción se fijó en la cinta del director cántabro, que arranca con una joven en un bosque y un inquietante hombre con vendas en la cara y armado con unas tijeras. «Nos estrujábamos el cerebro hasta primeras horas de la mañana, así que cuando un amigo me preguntó si había visto 'Los cronocrímenes', presté atención», cuenta. Dice de la película de Vigalondo que es «el tipo de narración» que «adora». «Cuando termina tiene un final perfecto, no hay hilos colgando. Cada una de las preguntas que tú te habías hecho está respondida y está sujeta a un pequeño círculo perfecto». A ver si les cunde el ejemplo...

El cineasta cántabro escucha los halagos de Lindelof y casi no se lo cree. «Hay amigos que viendo la quinta temporada sí me han dicho que había secuencias que parecían sacadas de la película pero, aún así, estoy en shock». Se reconoce «fan declarado» de "Perdidos" y se toma los halagos «como un regalo y también como una oportunidad para que 'Los cronocrímenes' siga viva y se mantenga su popularidad». La próxima vez que viaje a Los Ángeles contactará con Lindelof. Hasta entonces sigue, como uno más, el desarrollo de la intrigante sexta temporada, la última, la que desvelará los misterios que encierra la isla en la que se estrella el vuelo 815 de Oceanic procedente de Sidney y sobre la que los espectadores han elaborado teorías para todos los gustos. «La mitad del atractivo de "Perdidos" está en la trama y la otra mitad en las elucubraciones», que supuestamente van a ser aclaradas con el último episodio, que se emitirá en mayo. «Las preguntas serán respondidas pero no creo que vaya a ser un final absoluto, sino ambiguo, abierto a discusión».

Como en "Los cronocrímenes". «Se desvela quién es el asesino pero no qué le ha movido a hacerlo, ni hasta qué punto es culpable, inocente o víctima de elementos externos». Y salvando todas las distancias, cree que podría ocurrir algo parecido con "Lost" porque Lindelof y él vienen «del mismo planeta». «Hay que disfrutar de la serie sin preocuparse de si se entiende todo o no».
Enhanced by Zemanta

7 feb. 2010

LUIS TOSAR: Un actor en España y en EE.UU

BEVERLY HILLS, CA - OCTOBER 13:  Actors Luis T...Image by Getty Images via @daylifeUn actor que lleva Galicia en su mismo rostro. Sus inicios fueron modestos, siendo decisiva la coincidencia en el instituto con Jorge Coira, director de “El año de la garrapata“(2004) , quien en sus comienzos dirigió cortometrajes e incluyó a Tosar en sus primeros títulos como “Contos de Alentaría: Tornabón” (1994), “Al xoias da Señora Bianconero” (1994) y “O Matachín” (1995), todas ellas interpretadas en gallego. Al comenzar sus estudios superiores en historia continuó actuando en obras de teatro con las compañías Mofa e Befa y Ollomol.

En 1998 saltó a la pequeña pantalla por medio de una serie gallega conocida como “Mareas vivas” en el papel de juez. Este fue el punto de inflexión que lo llevó a la fama. En “Los lunes al sol”, nos hace creer que todo lo interpretado es vivido sin tener que acudir a interpretaciones excesivas.

En “Te doy mis ojos”, la interpretación del maltratador fue decisiva para que el director de “Miami Vice” (en el papel del traficante Montoya), en EE.UU. le incluyera en su nómina. Tiene por estrenar una película sobre el Prestige, petrolero hundido en las costas de Galicia. Un actor tremendamente comprometido con todos los problemas gallegos. Su nombre debe estar, en cualquier cinta que se precie de tener actores de primera línea. Es un Robert de Niro, camaleónico... y lo tenemos en España.
Enhanced by Zemanta

1 feb. 2010

Crítica: UP IN THE AIR. ¿Cuánto pesa tu mochila?

SINÓPSIS:

Ryan Bingham (George Clooney) es un especialista en recortes financieros y consumado viajante de negocios moderno que, después de pasar años tan ricamente en el aire, de repente se encuentra preparado para hacer una conexión auténtica. Ryan lleva mucho tiempo contento con su despreocupado estilo de vida, viviendo por toda Norteamérica en aeropuertos, hoteles y coches de alquiler. Puede llevar todo lo que necesita en una maleta con ruedas. Es un miembro mimado y de élite de todos los programas de fidelización de viajeros que existen. Y le falta poco para alcanzar el objetivo de su vida: 10 millones de millas de viajero habitual, y sin embargo… Ryan no tiene nada auténtico a lo que aferrarse. Cuando se siente atraído por una simpática compañera de viaje (Vera Farmiga), el jefe de Ryan (Jason Bateman), animado por una joven y advenediza experta en eficiencia (Anna Kendrick), amenaza con llamarle permanentemente desde la carretera. Enfrentado a la perspectiva, a la vez terrorífica e hilarante, de ser destinado a un puesto fijo, Ryan empieza a meditar sobre lo que puede llegar a significar el tener un hogar de verdad.


El pasado fin de semana acudí al cine a ver, por fin, "Up in the air". Bueno, en parte a ver el film, en parte a deleitarme un poco con George Clooney, que nuevamente demuestra que además de un galán, es un gran gran actor. Como el vino, mejora con los años ;-)

Empezaré un poco por el final. Salí un tanto aturdida, con la sensación de que el film acaba del mismo modo que empieza. Con la necesidad de reflexionar sobre la historia, digerirla. Es por esto que he esperado una semana para escribir estas líneas.

"Up in the Air" habla sobre soledad e independencia, amor y decepción, sobre la realidad de las relaciones personales y el miedo al compromiso, sobre la realización individual y las falsas expectativas, todo a través de los ojos del empleado de una compañía que se dedica a hacer el trabajo sucio de las empresas que externalizan la tarea de despedir a su plantilla. Es en ese personaje en el que se mete George Clooney, que lo interpreta con maravillosa maestría, siendo asombrosamente creíble.

¿Es posible que alguien se desvincule tanto de todo, y sea capaz de sentirse en casa cuando está allí arriba, en el aire? ¿Cómo alguien tan acostumbrado a una vida solitaria, que ha sabido protegerse tan bien puede ser de nuevo vulnerable?

Maravillosas las metáforas de la soledad mostradas en el film, como un piso prácticamente vacío, inhóspito, sin vida, sin humanidad. El discurso de la mochila y la vida, que tan naturalmente transmite el personaje de Clooney.

Sus compañeras de reparto son Vera Farmiga y Anna Kendrick. Ambas espléndidas, aunque destacaría muy especialmente a la segunda. La hemos visto en las dos entregas de la saga Crepúsculo, interpretando a Jessica. En ésta vemos a una jóven ejecutiva que tiene mucho que aprender, y que protagoniza momentos muy cómicos que arrancar más de una carcajada.

También es destacable el trabajo del resto del reparto. La familia del personaje de Clooney, su distante relación. La vecina de la que se intuye que algo hubo entre ellos dos, pero que no evolucionó por la fría vida del ejecutivo.

En lo que al montaje se refiere, cabe decir que es una maravilla visual, con ritmo, con planos cuidadísimos y totalmente justificables. Que transmiten emociones, situaciones, y ayudan a que te introduzcas aun más en la historia. Un ejemplo, la escena inicial, con esa naturalidad en el embarque de un aeropuesto, esas maletas. Si fuera yo, se me giraría la maleta cada dos por tres, las ruedas se encallarían, y probablemente mi maleta sería igual que la de Anna Kendrick en su primer viaje. Es el primer contacto con el personaje, y ya transmite parte de su personalidad: un adicto a los vuelos, a acumular millas, que se siente cómodo en los aeropuertos.

¿Algo criticable del film? Buscando y rebuscando... La última parte se hace pesada, y es en parte previsible. Lo cual resulta un problema, ya que es con lo que te vas a quedar al acabar la película. Además, no se entiende demasiado lnal. ¿Qué ocurre con Ryan? El final es, además, bastante sensacionalista. El film presenta una realidad en cualquier país: l aa crisis económica y el enorme porcentaje de población en paro. El mensaje final, aunque es cierto, resulta una americanada, me pareció poco creíble. Estamos en una situación difícil, dura como bien lo muestra el film, y esa crudeza se diluye con esa batería de testimoniales.

En definitiva, un ejemplo de cómo se pueden hacer buenas películas sin recurrir a efectos especiales.


LO MEJOR Y LO PEOR:

Lo mejor: Sus tres actores principales, la banda sonora y el guión.
Lo peor: Sús últimos minutos, previsibles, y que me provocaron una cierta decepción.


FICHA TÉCNICO-ARTÍSTICA:

Dirección: Jason Reitman
País: EE.UU.
Año: 2009
Duración: 108 min. Género: Drama Interpretación: George Clooney, Jason Bateman, Vera Farmiga, Anna Kendrick.
Guión: Jason Reitman & Sheldon Turner
Producción: DreamWorks Pictures (Paramount)
Música: Rolfe Kent
Fotografía: Eric Steelberg
Montaje: Dana E. Glauberman
Diseño de producción: Steve Saklad
Vestuario: Danny Glicker
Clasificación: Mayores de 18 años



TRAILER:

10 ene. 2010

'El gran libro de la cinefilia'. Críticas con humor.

SINÓPSIS:

Dejarse seducir por El gran libro de la cinefilia es como salir de Matrix bailando la conga o como atreverse a meter la cabeza dentro de ese cofre del Indiana Jones que convertía los ejércitos nazis en apetitosas lonchitas de queso fundido.
Xavier Àgueda somete el cine (el cine como arte, negocio y herramienta política) a una mirada abrasiva, pedagógica, delirante e hilarante, que va de Peter Kubelka a Robert Zemeckis y que no deja títere con cabeza, en busca del lado más salvaje y divertido de Pier Paolo Pasolini, Jean-Luc Godard, Bud Spencer, Lars Von Trier, Woody Allen, Otto Preminger, Isabel Coixet, Andrei Tarkovski y los Teletubbies.


El gran libro de la cinefilia recopila los artículos humorísticos sobre cine escritos por Xavier Àgueda para el blog La Cinefilia entre 2004 y 2009. Incluye un cursillo de cinefilia, cinco trucos para cineastas, centenares de reseñas y bastante recochineo. El prólogo es de Guillermo Zapata (guionista de Hospital Central). Sale a la venta el próximo 18 de diciembre de 2009.


SOBRE EL AUTOR:

Xavier Àgueda, alias Listo Entertainment (Barcelona, 1979) es ingeniero, profesor, dibujante de cómics y cinéfilo atípico. Publica habitualmente en las revistas TMEO, Monográfico, Cretino y Le Potage, y es el responsable de las webs de Listocomics.com, La cinefilia, y Cómics en blog. Más información aquí.


LO MEJOR Y LO PEOR:

Lo mejor: Leer sobre cine con humor.
Lo peor: No es una recopilación de todos los estrenos del periodo que abarca, quedan muchos fuera.


FICHA DEL LIBRO:

El gran libro de la cinefilia
Autor: Xavier Àgueda
Precio: 15.00€

Síguenos también en Twitter y Facebook
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger