Locoporelcine.com, tu revista de cine online en la que encontrarás: críticas de cine, entrevistas, reportajes, opiniones sobre series de televisión. ¡Mucho cine!

29 dic. 2010

José Luis Garci: "Estoy preparando una película sobre Sherlock Holmes en España"

Radiografía...
Era lógico que al lado de la oficina de JOSÉ LUIS GARCI (Madrid, 1944), en la capital del Reino, estuviera el Café Gijón. Sorprendentemente, su despacho, al igual que el resto de Nickel Odeon Dos, una fábrica de hacer cine del bueno, es acogedor, con carteles de películas suyas y de otros maestros que este torpe periodista no es capaz de averiguar. Una figura a tamaño real de Bogart custodia, cual portero de discoteca, su santuario, sobre el que reposa un guión, a simple vista inofensivo. Total, 10 ó 15 folios encadenados a un clip, con subrayado amarillo fosforita. Vamos, que podría pasar por una lección a estudiar. La entrevista empieza mal antes de echar a rodar la grabadora. «¿Foto pa qué?». Y Luis, el fotógrafo, intenta explicarle que en una revista son necesarios los posados, pero no se esfuerza en entenderlo. Son 50 años de malas experiencias... Asegura, con desconcertante coquetería, que sale mal así, que dispare mientras habla. Tras arduas negociaciones, accede, incluso al contrapicado que tanto detesta. La promesa de contarle una anécdota del bravo central Luis Sierra, de su amado Sporting -tiene colgado un banderín repleto de firmas, y este club monopoliza parte de ‘Volver a empezar’- , con Fernando Hierro, de su querido Real Madrid, surte efecto. Hay fotos.


Te veo y me acuerdo del programa ¡Qué grande es el cine! (esperaba niebla de rubio americano, colillas y perfume de tabaco). Qué raro no verte fumando...
Lo dejé hace cuatro años. Nosotros en Televisión Española fuimos el último programa. Todo el mundo fumaba. Yo no tanto. Lo hacía poorque está bien. Es más bonito. Desde chico (con 14) he fumado, pero no más allá de ocho o diez cigarrillos al día. Lo he dejado porque me han dicho que no era bueno.

¿Y en el cine? ¿Qué sería de él sin el tabaco?
Cada vez fuman menos. Los malos quizás. Pero es que es muy bonito, sobre todo en el blanco y negro, el humo del cigarrillo, la fotografía gris… Está muy bien. Crea un volumen extraordinario.

Yo es que a Bogart no me lo imagino sin estar pegado a un cigarrillo.
Ni a Bette Davis, ni a nadie. En aquella época era un acontecimiento social. Y siempre. Yo he llegado a ver a cirujanos operando con el pitillo en la boca... Creo que es bueno después de un Martini, con un vino, en una comida, tras una situación de estrés...

No se va a poder fumar el piti después de...
Eso ya no lo sé porque eso es en casa (una medio mueca se traduce en risa), y que yo sepa todavía no está prohibido.

Al paso que llevamos...
Todavía no lo han prohibido.

Igual te denuncia tu pareja y todo.
Hay que elegir muy bien con quién sales. De todos modos, cada vez se fuma más. Vivo al lado de un instituto, y a la salida, todos los chicos y chicas lo hacen.

En Volver a empezar (el primer Oscar español; un desastre en taquilla en 1982, antes de que se reestrenara), Antonio Ferrandis, cigarrillo en mano, confiesa que la etapa de su vida más feliz había sido la primera. ¿Con cuál te quedas tú?
Nunca lo he pensado. Es un tópico, pero no por ello deja de ser verdad. Supongo que la primera también; la infancia es el despertar a la vida, descubrir sensaciones. Fui un niño muy feliz (hijo único), que estaba en el cine o en la calle. Fui a un buen colegio, mixto. Era mucho de billares, de futbolines... A los 16 años me puse a trabajar; era de clase media-baja, de barriada.

Pues siempre te han colgado el sambenito de ser (y nacer) de derechas.
Yo creo que hay que elegir en la vida. Cuando ya tienes 20 ó 22 años, que es la época en la que eres menos tú porque eres menos valiente para defender tus gustos. A lo mejor te gusta una película del Oeste pero tienes que decir que Antonioni, o la pintura, y lo mismo te sientes acobardado ante los gustos de la aristocracia intelectual del momento. Pero si pasas el sarampión, que lo pasas, eres libre para decir lo que crees. Luego te cuelgan una serie de etiquetas y no vas a ir uno por uno a...

Lo que pasa es que la corte actual de la Academia de Cine es como es desde hace unos años. Muy politizada...
Yo de la Academia solo puedo hablar bien. Me han elegido para representar al cine español en muchísimas ocasiones, muchas películas mías han sido premiadas, yo tengo el Goya... Otra cosa es que en un momento determinado no se portaran bien conmigo, porque debían haber tenido más valor y decisión ante un hecho que consideré terrible (una carta a los académicos firmada por una persona que le suplantó provocó el enfado de Garci, al que nunca se le pidió perdón). Y en esa Academia he trabajado con la mitad, y la otra son amigos, incluido su director, Álex de la Iglesia, al que admiro profesionalmente.

Pues igual te convence, como hizo el año pasado con Almodóvar.
Ahí Pedro tenía razón. Pidió que se votara de otra manera y le hicieron caso. Si mandaran una carta a todos los miembros aclarando lo que me sucedió y rectificando, yo encantado, pero no creo que lo vayan a hacer.

Por cierto, ¿por qué odias tanto los making of? No hay ninguno en tus dvds.
Es perder la magia del cine, ver cómo se rueda un plano, cómo maquillan al actor, los efectos especiales y luego descubrirlo, es como mirar desde el otro lado.

Como si le preguntas a un pintor qué pretende con su lienzo, ¿no?
Más que eso, el verte trabajar todos los días. Y luego, hablas del rodaje y qué dices, que qué bien nos lo pasábamos, que todo estupendo, que ésta es una película especial, distinta a todas, y que nos queremos mucho...

Y no es así.
No, claro, como en cualquier otro trabajo.

Porque para controlar los egos de cada uno de los actores...
Eso es un mito. Son personas absolutamente colaboradoras en la película. Salvo el caso excepcional de un actor que esté desequilibrado por mil razones y te pueda dar el rodaje, lo normal es que sean muy receptivos y te ayuden. Son encantadores y están dispuestos a hacer las tomas que hagan falta. Y lo de las actrices también es un mito. Te podría decir que colaboran más las mujeres que los hombres, están mucho más por la labor...

¿Y eso?
No lo sé (corta en seco, algo no va bien). Lo malo de este tipo de entrevistas es que luego tú titulas: "Las mujeres colaboran más que los hombres". Por eso yo todo esto me lo tomo... Sabiendo que luego pondrás lo que quieras porque da lo mismo lo que yo diga (momento crítico,la entrevista peligra). Mira la última: me preguntó un buen tipo qué me gustaría hacer en lo que me queda. Le contesté que acariciaba la idea de hacer un día una buena película. Titular: "Sueño con hacer obras maestras todos los días". No tiene nada que ver, es lo contrario. Le di es la de un imbécil. Cuando hablas hay matices, ironía... Por eso te quería decir antes que no sé por qué, pero las chicas tienen más entusiasmo, están más pendientes.

Hombre, las cosas se pueden sacar fuera de contexto.
A mí me da igual porque no puedo hacer nada, porque es tu entrevista (tengo la sensación de que estoy ante un incomprendido ante los periodistas, los académicos y los fotógrafos). Y claro, incluso siendo un buen profesional, puedes inclinarte hacia un lado o hacia otro. De hecho, recuerdo un encuentro entre Truman Capote y Marlon Brando en Japón -El rey en sus dominios-, y no creo que si tomando tanto saque en tres meses -lo que duró la ronda de entrevistas- hiciera que éste contara lo que contó. Luego influye el estado de ánimo, la época del año, si hay más luz (me hace sentirme un director de una película el maestro Garci), si es en el barrio latino de París...

Ni si me han sentado mal los garbanzos que me he calzado este mediodía...
Por eso siempre digo lo de los pilotos. La gente no piensa que hay que cuidarles mucho. Imagina que le acaba de dejar su novia... Igual que cuando estás rodando una película: tus problemas son tus problemas y tienes que intentar dirigir el tráfico de los actores.

¡Pero eso no se puede evitar!
Sí que puedes. Si ves que un actor o una actriz llega a maquillaje mal porque su chico lleva dos días malo y no saben lo que tiene, o que la mujer se quiere separar... Tú ibas a rodar a las nueve de la mañana, pues es absurdo si necesitabas al personaje con un brillo especial, o si se trata de una comedia. Cambias el plan de trabajo y te lo llevas a las dos de la tarde y, a lo mejor, a esa hora el niño está bien y es otra historia. Los actores son como los surfistas, buscan la ola buena, pero es que, a veces, no hay olas. Ni buenas ni malas. Tienes que investigar en su vida, conocerle bien...

Parece que en la nómina del director también está el ser psicólogo.
Sí, creo que sí, eso es la dirección de actores. Puedes ser un médico, confesor, psiquiatra, amigo, hermano... Por eso hay muchos ligues en las películas porque se produce durante un breve período de tiempo, cinco o seis semanas, un acercamiento, una explosión de sentimientos, de camaradería muy grandes, y por eso surgen historias muy emocionales que, en el 90 por ciento de los casos, finalizan cuando acaba el rodaje (curiosamente, con Cayetana Guillén Cuervo mantuvo una relación tras el rodaje de El abuelo). Pero es lógico, sobre todo, si ruedas en exteriores. Mira, el amor está hecho siempre para el extranjero, eso es evidente, porque estás sin las ataduras de casa, estás allí fuera las 24 horas del día. Rodar no es solo rodar, es levantarte por la mañana, ir al desayuno común, una copa... Pasa como en los colegios, te haces más amigo de uno que de otro.

Vamos, que es mejor que no me eche novia actriz, sobre todo, si va a rodar fuera.
O a lo mejor sí. Son estupendas porque van a vivir la vida muy bien (risas). Tú no eres actor y puedes hacer lo mismo. No es un problema de infidelidades sino de afinidades. Básicamente, me quiero referir a los tópicos. La gente del cine es muy normal, ve lo mismo que tú en la tele, vive en un piso, lee los mismos periódicos... El glamour es muy relativo. Todo el mundo tiene la sensación cuando va a un estreno que es maravilloso... Se da cuenta de que forma parte de eso. Yotro dice lo mismo. Dicen aquello de "Estaba todo Madrid"... Yes mentira, van con sus propias neuras, sus propios complejos. Todo el mundo forma un conjunto pero cada uno, individualmente, se cree que es un ejemplar solitario y pequeño. Todo eso es el glamour. No sé si me habrás entendido.

Sí, luego publicaré lo que me dé la gana.
¡Por supuesto! (risas sin carcajada).

Recuerdo una frase tuya, presentando Casablanca, en la que decías que hay películas que te hacen ser mejor persona.
Y es cierto. Y cualquier obra de Chéjov. Manhattan (se ruboriza cuando le confieso que él y Allen son la referencia de un hermano, y asegura que estaría chiflado si se pusiera en una escala parecida a éste y otros maestros).

Dicen que vas a rodar en 3D...
Falso. Ni tengo internet, ni coche -como Marlon Brando, apunta-, ni móvil, sigo leyendo. Hasta he visto que ruedo La regenta... Estoy con un guión sobre Sherlock Holmes en España, que espero filmar en otoño. Veo difícil que salga -le doy un 20 por ciento de posibilidades; como en todo lo que hago-, es en inglés.

Dime la verdad, ¿viste algún Torrente?
No, y no por nada; eso que me gusta que entronca con un cine que me gusta mucho, como es Los tramposos. Pero tengo mucho interés en el ver el último. Santiago Segura es un tío valiente al ser el primero en rodar aquí en 3D.
Enhanced by Zemanta

Síguenos también en Twitter y Facebook
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger