Locoporelcine.com, tu revista de cine online en la que encontrarás: críticas de cine, entrevistas, reportajes, opiniones sobre series de televisión. ¡Mucho cine!

22 mar. 2011

CRÍTICA: Nunca me abandones

SINOPSIS: Kathy, Ruth y Tommy son amigos inseparables en el internado. Un
internado muy especial porque allí se educan clones: personas creadas para donar
sus órganos a los originales.

Aunque la apariencia del argumento evoque la ciencia-ficción, lo cierto es que se trata de una mera excusa para proponer asuntos bastante más provocadores.
Nunca me abandones es una película tan triste que duele. Mark Romanek es un buen director para dirigirla. Es minucioso en la puesta en escena, en la iluminación y la fotografía. Compone unos planos tan hirientes (y tan bellos) que arrancan la esperanza y las ganas de vivir.
Kathy, Ruth y Tommy vivirán una compleja relación en el escaso tiempo que les queda de vida. Antes de los 30 años comenzarán a donar sus órganos y, a la tercera o cuarta donación, cumplirán. La utilización de esos eufemismos, tan esquivos y brutales, es un recurso interesante en las conversaciones. Cumplir, morir. Y, a partir de cierto momento, cualquier conversación gira sólo entorno a un tema. Amor y cumplimiento, sexo y cumplimiento, vida y cumplimiento. La conciencia de que la muerte no sólo es inevitable. También es temprana y, ellos, prescindibles. Valen lo que valen sus órganos.
Pero lo peor no son esas fábricas de clones. Lo peor es el modo en que han anestesiado la libertad de los donantes, su incapacidad para la rebelión, la aceptación indolente de su destino. Entregan sus órganos sin resistencia, convencidos de que hacen un bien a los originales. Pero, además, son estériles. Ningún clon tiene hijos. Como una metáfora que demostrará la inutilidad de sus sentimientos, porque hasta su amor está condenado a no dar fruto.
Son demoledores los silencios de Carey Mulligan y los gritos de Andrew Garfield. Keira Knightley, algo más deslucida, completa el trío de amistad, amor, envidia. La soledad, el sinsentido de sus vidas, hace más complicada cualquier relación entre ellos. Sólo se tienen unos a otros. Y alguien parece que tiene que quedar más sólo aún. Muy lograda la evolución de los personajes y muy acertada la labor de casting para escoger a los niños que anteceden a los protagonistas principales.
Romanek compone una película inmisericorde que, de modo inmediato, resulta una de las denuncias cinematográficas más sólidas contra la ingeniería genética y la clonación. Quizá no lo hace de modo racional y científico, pero su profundización en los sentimientos, en el alma cuestionada, la hace especialmente impactante. Pero también habla de muchas otras cosas que Kathy, Ruth y Tommy se plantean preguntas incisivas. Obligados a madurar con celeridad tienen menos tiempo que los demás para buscar respuestas a la existencia efímera de sus vidas.
Kathy descubrirá que, en el fondo, valemos la medida de nuestro amor. Ella sabe que, al final, todos, sin excepción, cumplimos. Pero la cuestión es quién decide la irrelevancia o no de nuestras vidas. Y, eso, ella no lo sabe responder.
Lo mejor: La matizada evolución de los personajes.
Lo peor: Algunas
situaciones no del todo bien explicadas.

0 lxc:

Publicar un comentario

¡Gracias por dejarnos tu comentario!

En breve aparecerá publicado.

Equipo de Locoporelcine.com
----------------
Nota: Queda reservado el derecho de moderación y no publicación de comentarios no relacionados con el artículo, u ofensivos.
Las opiniones expresadas por los componentes de Locoporelcine.com son opiniones y rogamos se respeten.
No se admitirán comentarios con autopromoción de otras páginas web.
No se publicaran comentarios con un lenguaje impropio u ofensivo.

Síguenos también en Twitter y Facebook
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger