Locoporelcine.com, tu revista de cine online en la que encontrarás: críticas de cine, entrevistas, reportajes, opiniones sobre series de televisión. ¡Mucho cine!

2 mar. 2011

VIAJES DE CINE. Homenaje a Berlanga
















-El dolor me jode, pero morirme me jode más, explicó el realizador valenciano que murió en su casa a los 89 años de edad, dormido y tranquilo, según sus hijos y familia-

Sin salir de nuestra España les proponemos a Uds. un viajecito al pueblecito de Villar del Río, escenario del rodaje de Bienvenido Mr. Marshall. Estamos en el año 1952, dentro de un pueblecito castellano en el que nunca pasa nada. Rodaje de Luis García Berlanga con las gentes de Guadalix de la Sierra. Las mujeres visten trajes de faralaes y los hombres sombreros cordobeses. Nos encontramos en nuestro caminar con guirnaldas y gallardetes por doquier.
Manolo Morán nos encarna el personaje de Manolo; José Isbert es D. Pablo el alcalde; Lolita Sevilla es Carmen Vargas; Alberto Romea es D. Luis el Hidalgo; Elvi
ra Quintillá es la Señorita Eloísa, la Maestra; Félix Fernández es D. Simón el Médico; Joaquín Roa es el Pregonero; Nicolás D. Perchicot es el Boticario; José Franco es el Delegado; el Narrador es Fernando Rey; y Luis Pérez de León nos interpreta el personaje de D. Cosme el Cura. Y ya todo está listo para recibir a los americanos.
El viaje se nos antoja inolvidable. Durante una hora y media
disfrutaremos de grandes interpretaciones de nuestros actores españoles.
Otoño de 1952 con los estudios CEA, y los vecinos del pu
eblecito serrano de Guadalix de la Sierra. El director es aquél jovencito de 31 primaveras que se encuentra en el Ayuntamiento junto a Pepe Isbert y Rafael Alonso; espera… también vemos a Juan Antonio Bardem, que según Luis Berlanga eran unos pipiolos por entonces. Los dos jovenzuelos reciben 25.000 pesetas, cada uno, por el guión de la cinta. Una parte en metálico, y la otra en acciones de la productora; y los dos, pasan a ser socios de UNINCI. Miguel Mihura colabora en los textos con sus aportaciones y retoques generales
. La narración final es así redactada, prácticamente en su totalidad, por Juan Antonio Bardem.
Cada vez que rodaba un plano, Berlanga tenía a bien decir: Bienvenido Mr. Cagada. Un cineasta mordaz y crítico con su forma de rodar. La cinta costó dos millones y medio de la época, presupuesto medio de las películas que, por aquél entonces, se filmaban en la sierra madrileña. La obsesión de Berlang
a era que a todos los actores se les vieran en el plano que él construía. Metía a 20 actores en un plano, y a todos se les llegaba a ver en pantalla, algo sorprendente.
El rodaje comenzó el 22 de septiembre de 1952, cuando se chasquea la claqueta en Guadalix de la Sierra. Los vecinos y actores tuvieron una relación sensacional,
de tú a tú. Trescientas familias que se volcaron (mil quinientos vecinos), dedicándose principalmente a la agricultura y la ganadería.
Contaba el ficticio pueblo de Villar del Río con una escuela, tres tiendas de ultramarinos, y una carnicería. Un coche de línea que realizaba dos viajes diarios a Madrid (siete de la mañana en dirección a Madrid, y seis de la tarde dirección Guadalix.
La llegada del autobús al pueblo, era recibida por todos los niños corriendo junto al autocar). Una de las diversiones de los pequeños del pueblo era poder ver quién llegaba en bus, diariamente, desde la capital española. Un sólo vehículo
familiar existía en el pueblo, el Dodge de Bola.
Y sí que existían varias camionetas destinadas a recoger y transportar por los pueblos de alrededor, la producción láctea. Ocho casas tenían teléfono; y todo el Mundo tenía radio para escuchar el parte (el telediario de entonces). El Ayuntamiento de Guadalix estaba compuesto
por: Mariano Gil (alguacil), Marcelino García (escribiente), Juan Fresno (secretario) y Teodoro Márquez (el alcalde). El resto de las fuerzas vivas eran: Rafael Urízar (el médico) y Teodoro García (el párroco). El pueblo participó también en rodajes de westerns y péplums, al igual que el pueblo de Colmenar Viejo.
Los vecinos ofrecieron toda clase de facilidades en prestar sus pertenencias para la película berguiliana: Ayuntamiento, escuela, casas, corrales, calles y plaza principal. Los atrezzos de: ganado, utensilios de labranza, librería y la lechuza que aparece en el despacho de D. Pablo el Alcalde, era de la pertenencia del médico de Guadalix. Interpretaciones muy vivas y frescas, de un pueblo en comunión con los actores del cine, a los que las 25 pesetas que se daban a los niños, eran más que suficiente para la figuración de una jornada de rodaje diaria. Se ganaba más que recogiendo patatas del campo (18 pesetas diarias). La relación de tú a tú resultó fantástica, y Berlanga construyó una cinta, considerada por muchos como una de sus obras maestras del cine internacional. Muchos jóvenes cineastas visionan Bienvenido Mr. Marshall, y El verdugo, para iniciarse en la construcción de sus propias películas. ¡Gracias Maestro!.

Especial de LUIS GARCIA BERLANGA en RTVE:

0 lxc:

Publicar un comentario

¡Gracias por dejarnos tu comentario!

En breve aparecerá publicado.

Equipo de Locoporelcine.com
----------------
Nota: Queda reservado el derecho de moderación y no publicación de comentarios no relacionados con el artículo, u ofensivos.
Las opiniones expresadas por los componentes de Locoporelcine.com son opiniones y rogamos se respeten.
No se admitirán comentarios con autopromoción de otras páginas web.
No se publicaran comentarios con un lenguaje impropio u ofensivo.

Síguenos también en Twitter y Facebook
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger