Locoporelcine.com, tu revista de cine online en la que encontrarás: críticas de cine, entrevistas, reportajes, opiniones sobre series de televisión. ¡Mucho cine!

24 may. 2011

CRÍTICA: Una mujer, una pistola y una tienda de fideos chinos

SINOPSIS: Wang contrata a un policía corrupto para que mate a su mujer y al amante. Pero el policía tiene sus propios planes, sencillos y eficaces, para quedarse con el dinero de Wang. Sin embargo, poco a poco, las cosas se van complicando.

Cuando Zhang Yimou irrumpió a finales de los 80 en los festivales europeos, mostró otro modo de hacer cine. La visión oriental que Yimou traía consigo sorprendió durante bastante tiempo. Sin embargo, desde hace tiempo, ha agotado sus fórmulas. Su cine sigue siendo espectacularmente esteticista, impactante desde el punto de vista de la puesta en escena y el color.
Pero del mismo modo que él marcó a occidente, occidente le marcó a él. Esas historias intimistas, generacionales fueron modificadas para introducir la acción de las wuxia. Si Hero aún conservaba su fuerza, después, con La casa de las dagas voladoras y La maldición de la flor dorada, la estética fue el único y gran valor.
Ahora se arriesga a algo extravagante, una de esas películas que, de cuando en cuando, los directores consagrados hacen para sí mismos (Los abrazos rotos de Pedro Almodóvar, por ejemplo): un remake de una película americana. El título, obviamente, procede de aquella frase de Jean-Luc Godard: Para hacer una película basta con una mujer y una pistola. Godard, como tantos otros sabía del poder de sugerencia de ambos elementos.
Eso es lo que hicieron los hermanos Coen en Sangre fácil y esa es la película que Yimou homenajea o parodia. No está claro. Sangre fácil transcurría en una pequeña población de Texas en los años 80. Yimou sitúa su historia en el siglo XIX, en una apartada posada incrustada en las montañas, un lugar de paso en el desierto. De ese modo, con media docena de personajes (algunos más al principio para hacer arrancar la acción), crea la historia.
A partir de ahí, las elecciones de Yimou son habitualmente llamativas, con frecuencia extravagantes y, casi siempre, desconcertantes. Gran parte de la película es muda. Los personajes hablan ocasionalmente, pero el avance de la trama, el suspense se desarrolla en silencio. La mayor parte del metraje transcurre en un par de escenarios. Por un lado el despacho de Wang donde, asesinado, se suceden una serie de equívocos en los que todo el mundo toma decisiones incorrectas. Esto desembocará en el segundo escenario: las montañas. Hay un par de precipitados entierros que vuelven a generar equívocos. Hay que reconocer a Yimou el mérito de que, lo que sucede, sin palabras, sea comprensible, pero abusa de las repeticiones, las idas y venidas.
Como es habitual en el director chino (todos recordamos aún la inauguración de las Olimpiadas de China) lo más destacable es su control sobre la puesta en escena. Los escenarios naturales buscados son verdaderamente llamativos, con esas montañas blancas y naranjas. Utiliza muy bien, además, las variaciones de la luz, día, noche y sombras.
Sin embargo, tras el clímax de La maldición de la flor dorada, tras esa borrachera delirante de color, el director parece ir quemando todos sus cartuchos. Y, como a la mujer de Wang, esa pistola con tres balas (guión, planificación, estética), se le ha ido agotando progresivamente. Con esta última película parece haber disparado la postrera opción. Aunque tal vez sea lo mejor y signifique un cambio de rumbo. No es la primera vez que lo hace. Y para bien.
Lo mejor: Su estética, como siempre.
Lo peor: Se trata de un capricho demasiado personal.

0 lxc:

Publicar un comentario

¡Gracias por dejarnos tu comentario!

En breve aparecerá publicado.

Equipo de Locoporelcine.com
----------------
Nota: Queda reservado el derecho de moderación y no publicación de comentarios no relacionados con el artículo, u ofensivos.
Las opiniones expresadas por los componentes de Locoporelcine.com son opiniones y rogamos se respeten.
No se admitirán comentarios con autopromoción de otras páginas web.
No se publicaran comentarios con un lenguaje impropio u ofensivo.

Síguenos también en Twitter y Facebook
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger