Locoporelcine.com, tu revista de cine online en la que encontrarás: críticas de cine, entrevistas, reportajes, opiniones sobre series de televisión. ¡Mucho cine!

28 feb. 2012

La verdad sobre "Gossip Girl"



Gossip Girl ha sido y continúa siendo el fenómeno mediático más sugerente de la televisión actual. Sin embargo, su éxito no es del todo real. ¿Qué ocurre exactamente con la niña mimada de la cadena estadounidense CW?
Allá por el 2007 se estrenaba en EEUU la nueva serie de televisión de Josh Schwarth, creador de la ya mítica serie adolescente The O.C, en la que se narraba el día a día de los pijos residentes del condado de Orange, en la costa californiana. Después de que su obra fuese cancelada tras el desastre de la cuarta temporada, Josh se puso manos a la obra con su nueva creación, basada en una colección de novelas adolescentes del mismo título.
Gossip Girl preveía un éxito totalmente asegurado. Y un escándalo aún mayor. La serie contaba las vivencias de un grupo de adinerados adolescentes del Upper East Side, el barrio mas privilegiado de todo Nueva York. Digamos que pretendía ser la nueva O.C pero reubicada, esta vez, en la cosmopolita Manhattan.
A simple vista puede parecer una serie más de adolescentes pijos, en la línea de la existosa serie de los 90 Beverly Hills, 90210 (aquí titulada Sensación de vivir) pero lo cierto, es que lo único que comparte con ella es la juventud de sus protagonistas.
En Gossip Girl lo verdaderamente importante no son las relaciones entre sus personajes, su día a día y su evolución desde la adolescencia a la edad adulta. Lo que de verdad preocupa a los guionistas es el dinero que sus ricos adolescentes pueden manejar, la forma en que se lo gastan, las fiestas de la alta sociedad a la que acuden y, sobre todo, los modelitos que sus personajes femeninos pueden llegar a ponerse en un solo capítulo.
Con todo esto, se nos ha hecho creer que la serie es un auténtico exitazo, un boom sensacional en toda regla. Pero esto nunca ha sido así. Con Gossip Girl ha ocurrido algo inaudito en televisión, y es que todo el mundo habla de ella pero nadie la ve. Sus personajes ocupan las portadas de las revistas mas prestigiosas, y son fotografiados allá por donde van. Y la polémica que la serie suscita llega a los oídos de todo el mundo (en especial, un capitulo que los sectores mas conservadores quiso censurar en Norteamérica en el que tres de sus protagonistas realizaban un trío). Pero a pesar de todo esto, la serie ha llegado a rozar unos datos de audiencia realmente pésimos que ni siquiera una cadena pequeña como The CW  puede permitir.
Fuera de EEUU la serie goza de más éxito gracias a internet. Los jóvenes de otros continentes conocieron la serie creyendo que era lo último de lo último, y se subieron al carro de la “modernidad”, siguiendo la serie que, en teoría, tanto gustaba al otro lado del charco. Y poco a poco se fueron enganchando a la tontería más superficial que la televisión ha realizado.
Porque es un fenómeno de masas y da mucho dinero fuera de los set de rodaje, la cadena CW ha mantenido a Gossip Girl en su parrilla. Esta serie no vive de su audiencia, sino de la vida privada de sus protagonistas, un icono pijo para los adolescentes de medio mundo. Les gusta ver sus caras en los periódicos, verlos recorrerse los platós de televisión, leer revistas de cotilleos en los que ellos son los protagonistas y hablar del ultimísimo conjunto que una de sus protagonistas lucía por la Quinta Avenida. Las marcas de ropa pagan porque Blake Lively y Leighton Meester lleven su última prenda encima. Y todo esto costea la serie y la mantiene a flote.
Pero, sintiéndolo mucho por aquellos fans que consideran a Gossip Girl como el fenómeno adolescente que no es, la serie no tiene éxito de audiencia. Y poco a poco, el negocio que The CW ha montado alrededor de ella  esta disminuyendo porque sus protagonistas ya no son caras nuevas a las que todo el mundo quiere imitar. El chollo se les está acabando y el futuro de Gossip Girl cada vez es más incierto.
En conclusión, como ya decía anteriormente, Gossip Girl es la serie de la que todo el mundo habla pero nadie ve. Y como los índices de audiencia sigan bajando, por desgracia para sus fans, se convertirá en la serie de la que nadie sabe nada, porque nunca fue nada. Ni más ni menos.

2 lxc:

Anónimo dijo...

La serie no tiene demasiado lógica, siempre sale alguien que les quiere destrozar la vida, y los guionistas intentan que tenga alguna relación con algún personaje (algún un primo, tío, abuelo... o alguien a quien en el pasado le hizo algo), pero es entretenida. Cada personaje es diferente aunque les una lo mismo.
Por desgracia para mí y otros seguidores de la serie, termina en con la sexta temporada, pero entiendo que ya no podía dar más de sí.

Omar Abdelwahid Garcia. dijo...

Opino lo mismo. Llevan demasiado tiempo estirando el chicle, y la verdad que es mejor que termine así, con un final a la altura, y no seguir inflando las diferentes tramas.

Publicar un comentario

¡Gracias por dejarnos tu comentario!

En breve aparecerá publicado.

Equipo de Locoporelcine.com
----------------
Nota: Queda reservado el derecho de moderación y no publicación de comentarios no relacionados con el artículo, u ofensivos.
Las opiniones expresadas por los componentes de Locoporelcine.com son opiniones y rogamos se respeten.
No se admitirán comentarios con autopromoción de otras páginas web.
No se publicaran comentarios con un lenguaje impropio u ofensivo.

Síguenos también en Twitter y Facebook
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger