Locoporelcine.com, tu revista de cine online en la que encontrarás: críticas de cine, entrevistas, reportajes, opiniones sobre series de televisión. ¡Mucho cine!

4 may. 2012

Crítica. Los diarios del ron


SINOPSIS: Kemp es un aspirante a escritor que, frustrado, acepta trabajar en el San Juan Star, un periódico casi en quiebra de Puerto Rico. Es el año 1960 y las empresas inmobiliarias están en alza.

Es agradable encontrarse, de cuando en cuando, con una películas inclasificable. Tratar de encuadrar a Los diarios del ron dentro de un género es un verdadero desafío. Averiguar de qué va, tarea casi imposible.
La mirada del espectador es la que le muestra Kemp, un Johnny Depp bastante comedido si se compara con otros personajes que interpreta. Aún así despertamos de una resaca justo antes de la primera toma de contacto con ese Puerto Rico alucinado y alucinante, psicotrópico y etílico, sudoroso y corrupto.
La película no cuenta tanto una historia como un ambiente. Lo que Kemp va descubriendo es una sucesión de estampas inconexas y fortuitas que exigen, como dice, Aaron Eckart, una mente capaz de asimilar ideas contradictorias. Y esas imágenes, en su conjunto, nos muestran el espíritu, la esencia de un lugar a la par real y casi imposible. Peleas de gallos, gordos yanquis que acuden (como langostas) para jugar en boleras, corrupción inmobiliaria, brujas vudú hermafroditas, carnavales. Y siempre ron.
El choque de culturas estructura a los personajes. Extravagantes, ridículos y patéticos. Porque tal vez no es posible tratar de conjugar ideas contradictorias. Las mentes se quiebran. Por eso es necesario el ron. Que, a su vez, contribuye a la destrucción. Moburg, el personaje de un excelente Giovanni Ribisi, viene a ser algo así como la promesa de futuro de Kemp, aquello en lo que se convertirá si decide continuar adelante en Puerto Rico. Alcohólico permanente, la ebriedad convertida en forma de vida, los discursos nazis como medida de la desesperación.
Junto a la pobreza y la mendicidad las casas de los yanquis, lujosas, con playas privadas y yates. Arribistas que encuentran la forma de hacer fortunas fáciles y seguir ganando dinero. Entre borrachera y borrachera, entre resaca y resaca, Kemp se adentra en ese mundo corrupto para denunciarlo en su periódico. Un periódico en manos del banco que es el verdadero dueño.
Y, al mismo tiempo, la sirena Chenault, una seductora Amber Heard, que surge de las profundidades de las aguas. Una sirena de las que dicen que están pobladas las costas. El factor humano que convierte cualquier empresa en impredecible.
Los diarios del ron es una película singular en la que conviene no esmerarse para descubrir su argumento. Hay que dejarse llevar por la vida, por acontecimientos inesperados. Con una fotografía luminosa y colorista, acorde con la luz portorriqueña, asistimos a la agonía de un  periódico, de un modo de vida, de la humanidad entera. A veces está a punto de ser una comedia, otras veces es casi un drama, en ocasiones podría ser romántica. O tal vez cine social comprometido. Pero nada de eso es seguro. Lo único seguro es que, bajo la luz y el calor, sólo hay melancolía sin esperanza.
Lo mejor: Es distinta.
Lo peor: Su indefinición temática conduce a cierta indiferencia.

Trailer:


0 lxc:

Publicar un comentario

¡Gracias por dejarnos tu comentario!

En breve aparecerá publicado.

Equipo de Locoporelcine.com
----------------
Nota: Queda reservado el derecho de moderación y no publicación de comentarios no relacionados con el artículo, u ofensivos.
Las opiniones expresadas por los componentes de Locoporelcine.com son opiniones y rogamos se respeten.
No se admitirán comentarios con autopromoción de otras páginas web.
No se publicaran comentarios con un lenguaje impropio u ofensivo.

Síguenos también en Twitter y Facebook
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger