Locoporelcine.com, tu revista de cine online en la que encontrarás: críticas de cine, entrevistas, reportajes, opiniones sobre series de televisión. ¡Mucho cine!

20 sept. 2012

CRÍTICA: Somos la noche



SINOPSIS: Louise, Charlotte y Nora son tres vampiresas que se dedican fundamentalmente a pasárselo bien. Pero la vida de una vampiresa es larga y puede ser muy aburrida. Louise está obsesionada con integrar en su equipo a un mujer con ojos apropiados.



El mito vampírico es, evidentemente, de un riqueza sin fondo. Han existido muchos enfoques desde los vampiros clásicos (Drácula de Tod Browning) a los más actuales (Abraham Lincoln: Cazador de vampiros) pasando por las versiones románticas (la saga Crepúsculo) o las que ponen de relieve su maldad innata (Entrevista con el vampiro).
En 2008 llegaba desde Suecia una nueva percepción: Déjame entrar. Una visión vampírica calmada, más sugerente que explícita, pero de enorme fuerza. También una película compleja, pues mientras unos veían una historia romántica adolescente, otros veían la maldad pura de la manipulación.
Ahora, desde Alemania, con dos años de retraso, nos llega otra visión peculiar, no sólo porque está realizada en un país que no suele trabajar el género, sino porque viene de la mano de Dennis Gansel. El director ha estado más interesado en el cine social. Suyas son Napola, escuela de élite nazi y La ola. La derivación al género del terror y el gore parece fuera de su campo, pero es eso tal vez lo que aporta el toque de originalidad.
Gansel tiene un estilo realista con el que logra presentar todos los acontecimientos de forma verosímil, creíble. Es la fotografía de la calle, de las discos, de los edificios y hoteles la que hace creer que eso ocurre aquí y ahora. Gansel nos introduce en la película con una primera escena en un avión en vuelo. Allí, las tres vampiresas disfrutan del festín, el avión se ha convertido en un supermercado de carne. Pero también nos enteramos de las obsesiones de Louise, de la situación de dependencia de Charlotte y Nora respecto a la primera y de las tensiones que comienzan a aparecer entre ellas.
El cine social de Gansel se plasma en los siguientes minutos de metraje, una trama parcialmente necesaria pero que constituye la parte más débil de la narración. Lena y Tom se conocen. Son dos personajes demasiado tópicos. Una especie de Romeo y Julieta, una relación imposible, un paradigma demasiado obvio y poco eleborado. Además, para que el guión transcurra de modo adecuado, Gansel necesita recurrir a algunos giros inverosímiles.
El verdadero propósito del director es narrar la vida de las vampiresas, qué ocurre cuando eres una, qué haces cuando tienes todo el tiempo del mundo y ya no sabes qué hacer. Incluso mataron a todos los vampiros varones. Louise está satisfecha con su estado, pero sus compañeras no. Ambas han perdido cosas importantes, cosas naturales. Louise se siente frustrada porque sus creaciones no son felices. De ahí que busque a una nueva, una especial, para ver si ésta le sale mejor. Lo más logrado de la película está en esa relación entre las vampiresas, discurriendo entre el amor y el odio, entre el desprecio absoluto y la capacidad de entregarse por las otras.
El tema del paso del tiempo, de la justa muerte, aunque pretenda ser el eje de la película, queda un tanto diluido. No es muy incisivo en su planteamiento, quizá porque la personalidad de las vampiresas se impone sobre la trama general.
Somos la noche no está a la altura de Déjame entrar ni de las anteriores películas del director. Sin embargo, se agradece un nueva vuelta de tuerca al género, una parada en un universo más sucio, más hostil, más realista que al que nos han acostumbrado, en los últimos años, películas y series de vampiros románticos. Gansel respeta el espíritu clásico, la idea del monstruo con el alma condenada, disfrutando de esa longevidad que es su mayor castigo.
Destacar el papel de Nina Hoss que encarna maravillosamente a una psicología tan compleja como la de Louise. Es significativa que sea ella quien destaque, por encima de Max Riemelt y Karoline Herfurth, dos intérpretes habituales del director que, en otras ocasiones, tienen papeles mejor escritos.
Lo mejor: La relación amor-odio entre las vampiresas.
Lo peor: La relación, cliché, entre Lena y Tom.
Ficha técnico-artística:
Dirección: Dennis Gansel.
Guión: Dennis Gansel, Jan Berger.
Intérpretes: Karoline Herfurth, Nina Hoss, Jennifer Ulrich, Anna Fischer, Max Riemelt.
País: Alemania.
Duración:100 m.
Música: Heiko Maile.
Fotografía: Torsten Breuer.

0 lxc:

Publicar un comentario

¡Gracias por dejarnos tu comentario!

En breve aparecerá publicado.

Equipo de Locoporelcine.com
----------------
Nota: Queda reservado el derecho de moderación y no publicación de comentarios no relacionados con el artículo, u ofensivos.
Las opiniones expresadas por los componentes de Locoporelcine.com son opiniones y rogamos se respeten.
No se admitirán comentarios con autopromoción de otras páginas web.
No se publicaran comentarios con un lenguaje impropio u ofensivo.

Síguenos también en Twitter y Facebook
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger