Locoporelcine.com, tu revista de cine online en la que encontrarás: críticas de cine, entrevistas, reportajes, opiniones sobre series de televisión. ¡Mucho cine!

25 oct. 2012

CRÍTICA: Vacaciones en el infierno





SINOPSIS: Él es un tipo que, con otro colega, huye de un atraco tratando de alcanzar la frontera. El otro tipo no lo consigue. Él sí. Pero no del todo. Porque si hay algo peor que la cárcel es una cárcel en México. Y la peor cárcel de México es el Pueblito.


Basta echar un vistazo a la historia de la cárcel de el Pueblito, en Tijuana, para darse cuenta de lo mucho que puede degenerar el sistema carcelario mediante la corrupción. El Pueblito llegó a estar dirigida por los propios presos, con el alcaide y los policías a sueldo. Un lugar donde podías conseguir droga, pasaportes falsos, salidas, entradas, la estancia de tu familia... Siempre y cuando tuvieses contactos y dinero. Dos mil policías fueron necesarios para asaltarla y poner orden.
Vagamente inspirada en aquellos hechos, encontramos al protagonista, no sabremos su nombre, un Mel Gibson desenvuelto, encarcelado en vísperas del detonante final. En realidad, y como no podía ser de otra manera, él termina por ser el detonante, ese gringo que aterriza en un lugar que no es el suyo y empieza a liarla al mismo tiempo que intenta sobrevivir.
A medio camino entre el documental (la ambientación general responde a la situación que se vivía) y el thriller de acción, la película logra sorprender con derivaciones inesperadas.
El dinero del gringo está oculto en alguna parte. Y, desde luego, los policías mexicanos que le han detenido quieren saber dónde está. El gringo, en busca de la supervivencia, trata de establecer contacto con un chico, para conocer el extraño funcionamiento de aquel lugar. Y, el chico, resulta ser un tesoro preciado como posible donante de órganos del jefe del tinglado. La madre del chico espera angustiada que su hijo no sea sacrificado en beneficio del mafioso.
Es en este conglomerado donde el gringo aprende rápido, increíblemente rápido, a sobrevivir. No tiene mucho que perder, sabe que su tiempo está contado y arriesga. Es así como la parte casi documental, se transforma en algo más divertido, alocado y sin complejos. Porque el gringo se verá obligado a cumplir una misión fuera de los muros y a regresar.
Esa imitación que Mel Gibson hace de la voz de Clint Eastwood para montarle una trampa a Peter Stormare es un divertido juego metacinematográfico no sólo por lo surrealista de la situación sino también porque Gibson imita realmente bien a Eastwood. Y el plan, sencillo, loco, supone un quiebro en la narrativa de aparente realismo que nos habían ofrecido hasta entonces.
El humor descontextualizado ofrece un giro en el guión que hace avanzar la trama hacia un desenlace quizá previsible, pero capaz de mantener la tensión e incluso de incrementarla. Porque al gringo se le han acumulado las tareas (sobrevivir, recuperar "su" dinero, salvar al niño y a su madre) y queda por ver cómo va a solucionarlo.
La fotografía sobreexpuesta, ligeramente quemada, y la textura del grano ayudan en los inicios a crear esa atmósfera realista (pese a la descerebrada persecución del comienzo). La inmersión en el sistema penitenciario de el Pueblito supone un shock que uno se ve obligado a contemplar atónito. Después la diversión, irrumpiendo progresivamente. Adrian Grunberg, en su primera película, sabía muy bien lo que quería hacer. Controla perfectamente la narración de una realidad sembrándola de ficción.
Mel Gibson, una vez más, borda su papel. Es un personaje que se ajusta perfectamente a su gestualidad, un algo de la locura de Arma Letal, otro poco del vengador Braveheart. Debido a los problemas personales que atraviesa, se ha convertido, en Estados Unidos, en veneno para la taquilla. Así que la película saltó directamente al DVD. Y allí tuvo el suficiente éxito como para que las distribuidoras internacionales descubrieran el valor de esta pequeña originalidad.
Recomendable para todo aquel que quiera una película de acción, con unas dosis de historia carcelaria, otro poco de humor y otro tanto de excentricidad. No es poco.

Lo mejor: La habilidad para cambiar de género.
Lo peor: Las dificultades que ha tenido para estrenarse.

Ficha técnico-artística:
Dirección: Adrian Grunberg.
Guión: Mel Gibson y Adrian Grunberg.
Intérpretes: Mel Gison, Kevin Hernández, Daniel Jiménez Cacho, Peter Stormare, Dolores Heredia.
País: EEUU.
Duración: 96 m.
Música: Antonio Pinto.
Fotografía: Benoît Debie.

0 lxc:

Publicar un comentario

¡Gracias por dejarnos tu comentario!

En breve aparecerá publicado.

Equipo de Locoporelcine.com
----------------
Nota: Queda reservado el derecho de moderación y no publicación de comentarios no relacionados con el artículo, u ofensivos.
Las opiniones expresadas por los componentes de Locoporelcine.com son opiniones y rogamos se respeten.
No se admitirán comentarios con autopromoción de otras páginas web.
No se publicaran comentarios con un lenguaje impropio u ofensivo.

Síguenos también en Twitter y Facebook
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger