Locoporelcine.com, tu revista de cine online en la que encontrarás: críticas de cine, entrevistas, reportajes, opiniones sobre series de televisión. ¡Mucho cine!

4 ene. 2013

CRÍTICA: La noche más oscura


SINOPSIS: Tras el 11 de septiembre de 2011 la CIA busca pistas para dar con Bin Laden. Hay diversas corrientes pero ninguna parece la buena. Maia, una joven agente de la CIA, persigue con ahínco la pista del hombre que sirve de correo.

-¿Qué has hecho aparte de lo de Bin Laden.
-Nada más, señor. No he hecho nada más.
Esta conversación, sostenida entre James Gandolfini y Jessica Chastain resume el verdadero tema de la película: la historia de una dura agente de la CIA, jovencita en el 2001, que 10 años después es más dura todavía, sin esposo, sin novio, sin amistades, entregada a la única obsesión de matar a Bin Laden.
Presenciamos su asistencia al primer interrogatorio (la primera tortura) y comprobamos sus reticentes reacciones. Diez años después, tras haber sido testigo del terror de la yihad, tras haber visto cómo mueren compañeros e inocentes, su determinación se acerca casi a lo febril. Buena idea la de la pizarra transparente en la que escribe los días de inactividad.
Hay muchos documentales que, en realidad, son obras de ficción. Los documentalistas cuentan en ellos, con demasiada frecuencia, grandes mentiras con las que la gente traga porque es un documental. Bigelow actúa al revés: sus obras de ficción son documentales. Distantes, fríos, imparciales cuanto puede. Casi científicos. Sin sentimentalismos e, incluso, sin drama. Quizá no se ajusten a los hechos, pero son implacablemente auténticos. Expresan la verdad.
Jessica Chastain sirve de guía a los propósitos de Bigelow. Vemos la impotencia americana, los millones desperdiciados, las compras de vehículos de lujo a cambio de un número de teléfono, los intentos de infiltración, las torturas, el fracaso. También la resolución inquebrantable de llegar a un objetivo.
Y, cuando se tiene el objetivo, las dudas. El temor a caer en otra trampa burocrática como la de las armas químicas, la parálisis por inseguridad. A lo largo del metraje veremos los atentados de la yihad contados de diferentes maneras. El arranque con voces en off para el 11-S, la explosión lejana en Londres, la más explícita de Arabia Saudí, la tensión de Arabia Saudí... Bigelow domina el ritmo cinematográfico. Y compensa la habitualmente gélida actuación de Chastain con sobrecogedores arranques de ira.
Si bien gran parte del metraje camina a saltos por los avatares del terrorismo islámico de la última década, el final cambia su tempo y nos cuenta, casi en tiempo real, la operación de asalto de la casa de Bin Laden. Pero no hay quiebras en la estructura ni aburre en ningún momento.
La deliberada apuesta de Bigelow para no adentrarse en sentimentalismos, le lleva a suprimir cualquier aporte dramático. De una de las agentes sabremos que tiene tres hijos. Nada más. No hay vidas privadas, ni invenciones familiares, ni subtramas de ningún tipo. Sólo actos externos, los hechos tal cual. Muchos espectadores no conectarán con la película porque esa decisión perjudica un tanto a la emoción y a la empatía. No podemos identificarnos con los personajes. Ni siquiera conoceremos la verdadera motivación que empuja a Chastain en su obsesión. La pregunta final, sin respuesta, y ese plano en el avión no hacen más que acrecentar el misterio sobre los personajes. Parece que sólo queda vacío. La duda sobre el futuro. Nuestra protagonista ni siquiera tiene un lugar al que llamar hogar, un lugar al que ir. Vive en los cuarteles de la CIA.
Y, de ese modo, se convierte en una metáfora de la sociedad americana: sus impulsos, sus miedos, sus deseos de libertad, sus errores para mantenerla, su independencia y las esclavitudes en las que cae para conservarla.
En cualquier caso, contar esta historia era muy difícil y la directora hace que parezca fácil. Al final hay que alabar su supresión de juicio. Simplemente muestra que estamos en un mundo complejo en el que es difícil tomar decisiones y aún más difícil cargar con las responsabilidades.
Lo mejor:  La magnífica dirección de Bigelow.
Lo peor: Resulta fría.

Ficha técnico-artística:
Dirección: Katryn Bigelow.
Intérpretes: Jessica Chastain, Mark Strong, Jennifer Ehle, James Gandolfini.
Guión: Mark Boal.
País: Estados Unidos.
Duración: 153 m.
Fotografía: Greig Fraser.
Música: Alexandre Desplat.

0 lxc:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por dejarnos tu comentario!

En breve aparecerá publicado.

Equipo de Locoporelcine.com
----------------
Nota: Queda reservado el derecho de moderación y no publicación de comentarios no relacionados con el artículo, u ofensivos.
Las opiniones expresadas por los componentes de Locoporelcine.com son opiniones y rogamos se respeten.
No se admitirán comentarios con autopromoción de otras páginas web.
No se publicaran comentarios con un lenguaje impropio u ofensivo.

Síguenos también en Twitter y Facebook
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger