Locoporelcine.com, tu revista de cine online en la que encontrarás: críticas de cine, entrevistas, reportajes, opiniones sobre series de televisión. ¡Mucho cine!

13 jun. 2013

CRÍTICA: Insensibles


SINOPSIS: David es un prestigioso cirujano a quien descubren una enfermedad mortal. Necesitado de un trasplante de médula, sus padres le informan de que ellos lo son por adopción.

Siempre es difícil la relación entre guión y dirección. Aunque el director tiene la última palabra, el guión juega un papel determinante para la construcción de la película.
En Insensibles se aprecia una notable disociación entre la realización del guión y las decisiones del director. El problema es, claro, que son la misma persona. Y, así como la labor del Medina director es encomiable, no se puede decir lo mismo del Medina guionista.
El arranque de la trama está muy logrado. Es impactante y nos muestra qué puede ocurrir a unos niños que carecen de sensibilidad física. Una niña jugando con fuego que anima a otra niña a jugar con fuego. La secuencia final vuelve a tratar del fuego y, a su modo puramente estético, tiene también fuerza porque funciona como cierre en paralelo de la historia.
Comienzo y final. Dos secuencias hermosas y trágicas que, resulta evidente, el director tenía muy claro cómo rodarlas. Ahora bien, lo que hay entre medias, el desarrollo de la historia es un despropósito.
El guión es uno de los más caprichosos que el espectador pueda haber visto en su vida. La investigación del protagonista, que debería haber sido elemento clave del suspense, se soluciona de forma ridícula. Un lugar en ruinas, una cartulina que, no se sabe por qué, ha sobrevivido a la intemperie 80 años y que el protagonista, no se sabe por qué, supone que le llevará a sus padres. Y, coincidencias imposibles de la vida, así es. Y el director-guionista evita de un plumazo cualquier desarrollo.
Pero también las reacciones de los personajes son inverosímiles, dependiendo de lo que convenga en cada momento. La relación de David con sus padres, los interrogatorios para conocer la verdad, pasan de franqueza a tragedia extrema sin que jamás entendamos la razón y sin que el drama nos emocione lo más mínimo.
O ese doctor español que lo mismo trata al alemán como si fuese un genio o un tarado, por los motivos más tontos. Y hay caprichos, como ese excesivo destrozo de un Audi en cámara lenta. Y hay trampas como el ser misterioso del bosque del que nunca sabremos nada. Y hay problemas cronológicos como ese Berkano de 90 años que parece un chaval.
Hay que reconocer que Medina tiene ojo para la planificación y que sabe muy bien cómo componer escenas y planos. Pero su cuentecillo sobre la Guerra Civil y la II Guerra Mundial y su aspiración de un recorrido metafórico por el siglo XX, se convierte en algo descabellado y rocambolesco.
El principal problema del guión es su inmadurez. Transcurre como la imaginación de un niño, que siempre encuentra el elemento mágico para superar las dificultades y continuar adelante. Sin necesidad de explicaciones ni razones, puro antojo. Cuando la lógica narrativa obstaculiza los deseos del realizador, se acude a un recurso rocambolesco. Insensibles es un relato, en definitiva, plagado de situaciones deus ex machina, de contextos imposibles con soluciones imposibles.
Medina pide al espectador una confianza que él no devuelve: las razones de la insensibilidad, el misterio del bosque, el caprichoso encierro de los niños, las avanzadas investigaciones del científico alemán que son puro sentido común, la razón (o no) por la que Benigno es especial...
Hay también algunos aspectos en los que es preferible no pensar. La habilidad torturadora de Berkano con el bisturí, ¿es una razón genética que se transmite al hijo cirujano?
De modo que Brendemühl, normalmente un actor muy solvente, aquí no sabe ni qué entonación dar a sus frases. El momento en que dice por teléfono a su padre que vuelve para interrogarle, es patético. Y no por culpa suya, sino porque la acumulación de situaciones es tan absurda que el actor probablemente no sabía que estaba haciendo.
Tras esta ópera prima Juan Carlos Medina tiene un futuro claro como director, siempre y cuando no sea él quien escriba. Después de tantas películas sobre la Guerra Civil, la II Guerra Mundial y el Holocausto, su promoción mediática de memoria histórica no suena a insulto a cualquier bando porque la trama es pura frivolidad.
Lo mejor: El comienzo.
Lo peor: Un guión dramático del que uno no puede sino reírse.

Ficha técnico-artística:
Dirección: Juan Carlos Medina.
Guión: Luiso Berdejo, Juan Carlos Medina.
Intérpretes: Àlex Brendemühl, Tomás Lemarquis, Derek de Lint.
País: España, Francia, Portugal.
Duración: 100 m.
Música: Johan Söderqvist.
Fotografía: Alejandro Martínez.

0 lxc:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por dejarnos tu comentario!

En breve aparecerá publicado.

Equipo de Locoporelcine.com
----------------
Nota: Queda reservado el derecho de moderación y no publicación de comentarios no relacionados con el artículo, u ofensivos.
Las opiniones expresadas por los componentes de Locoporelcine.com son opiniones y rogamos se respeten.
No se admitirán comentarios con autopromoción de otras páginas web.
No se publicaran comentarios con un lenguaje impropio u ofensivo.

Síguenos también en Twitter y Facebook
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger