Locoporelcine.com, tu revista de cine online en la que encontrarás: críticas de cine, entrevistas, reportajes, opiniones sobre series de televisión. ¡Mucho cine!

28 nov. 2013

CRÍTICA: Bienvenidos al fin del mundo


SINOPSIS: La Milla Dorada. Una maratón de 12 pubs. Gary King y sus colegas no lo consiguieron. 24 años después Gary quiere finalizar la hazaña. Pero mientras él sigue siendo un adolescente, sus colegas no lo son.

 El fin del mundo es un pub. Es el último de la docena de pubs en esa Milla Dorada cervecera en busca de la gran borrachera.
Gary King y sus colegas que, para que negarlo, nunca fueron unos chicos muy despiertos ni siquiera para salir de juerga, no consiguieron terminar la ronda. Los años han pasado y también las páginas de adolescencia. Cuatro de los colegas están casados o tienen trabajo o han encontrado, de algún modo, un sentido a la vida, se han integrado en la sociedad.
Pero Gary King sigue siendo un adolescente mental. Y en una reunión de Alcohólicos Anónimos alguien mete el dedo en la llaga. El trauma de King es que, pese a todas sus supuestas hazañas, no logró terminar la Milla Dorada.
Así que la película arranca como un prólogo de desmadre. Un poco en la línea de Resacón en Las Vegas. Incluso aspectos del montaje, como esa repetición acelerada del proceso de servir las cervezas (y un vaso de agua), remiten a la película americana.
Bienvenidos al fin del mundo es la historia de esos cinco colegas, arrastrados por la insensatez de uno de ellos, en su intento de llegar al pub de El fin del mundo. Hasta el minuto 36. En el minuto 36 la película da un vuelco en el género y todo se pone patas arriba.
Edgar Wright logró un éxito fulminante en 2004 al dirigir a Simon Pegg y Nick Frost en Zombies Party. Aquí vuelve a asociarse con ellos como actores principales acompañados, esta vez, de muy buenos secundarios: Martin Freeman, Rosamund Pike, Paddy Considine y Pierce Brosnan.
La película, que prometía género apocalíptico, parece que no lo es. Hasta que empieza a serlo. Y no sólo empieza a serlo sino que se enmarca en ese subgénero tan británico/irlandés que es el de la ciencia-ficción y pubs. Véanse Frequently asked questions about time travel, Grabbers, la propia Zombies Party...
Obviamente se trata de una película dirigida a repetir el éxito de Zombies Party. Y tal vez sea esa la única pega que se le puede poner. Son demasiado parecidas. Pero para compensarlo hay detrás un buen guión. Surrealista, absurdo y hasta demencial si se quiere, pero bien escrito, con personajes que tienen su identidad y una psicología bien definida.
Edgar Wright lo sazona con peleas muy bien planificadas y divertidas. En este sentido es todo un acierto la idea de la sangre azul. Con un recurso tan sencillo, el director consigue suprimir cualquier deriva hacia el morbo violento y convierte la película en mera diversión.
Hay momentos realmente ingeniosos y sorprendentes. Por ejemplo el momento en que los colegas deducen, de un modo bien sencillo, que Gary King no es una amenaza. O el momento en que Nick Frost exhibe sus dotes luchadoras.
Bienvenidos al fin del mundo es una película muy entretenida, más ingeniosa de lo que puede aparentar su descerebrado guión, dirigida a un público amplio, pero que, especialmente, hará las delicias de los que disfrutaron con Zombies Party.
Lo mejor: El cambio de género cuando parecía agotarse en la mera repetición.
Lo peor: La resolución es demasiado sencilla.

Ficha técnico-artística:
Dirección: Edgar Wright.
Guión: Edgar Wright y Simon Pegg.
Intérpretes: Simon Pegg, Nick Frost, Martin Freeman, Paddy Considine, Rosamund Pike, Pierce Brosnan.
País: Reino Unido.
Duración: 104 m.
Música: Steven Prince.
Fotografía: Bill Pope.

16 nov. 2013

CRÍTICA: Blue Jasmine


SINOPSIS: Jasmine ha pasado la vida rodeada de dinero. Sin embargo, casada con hombre cuyos negocios son las estafas inmobiliarias, la crisis tendrá un efecto devastador. Jasmine se irá a vivir con su hermana, cajera en un supermercado.

Esta es una de las películas serias de Woody Allen. Con un punto más de drama que de comedia. Y tiene un nombre propio: Cate Blanchett.
Cate Blanchet es Woody Allen. Siempre suele haber, cuando él no está presente, un personaje que le suple, una vía que transmita sus neurosis y obsesiones. Al igual que Allen, Blanchett tartamudea, es hipocondríaca, toma pastillas para no se sabe muy bien qué clase de males y se muestra inconteniblemente verborreica. Pero hay más porque es más que Woody Allen.
La actriz está portentosa. Véase cuando habla con los sobrinos en esa alucinante escena de la cafetería, lanzándoles un discurso que ellos no alcanzan a comprender o cuando explota con Alec Baldwin o en el monólogo a solas del final. Muchos de esos registros jamás han sido explotados por el Allen actor, tal vez porque su innata comicidad rebasaría al drama. Pero Blanchett sí puede y llena a su personaje de matices.
Jasmine no es su verdadero nombre. El verdadero nombre es Janet. Se lo cambió. Una expresión del mundo de fantasía que vive. Y hay una canción, Blue Moon, que encarna sus ensoñaciones, el apegamiento a una realidad paralela que le impide vivir en el mundo real. Jasmine es uno de los personajes con una de las psicologías más ricas que Allen ha escrito en los últimos años.
Quiere convertirse, de la noche a la mañana, en antropóloga, en informática, en diseñadora de interiores. En realidad  no quiere. Quiere hacer tiempo hasta que cace a un hombre rico. A través de los flashback descubrimos poco a poco la verdad. A través de sus palabras encontramos la mentira permanente en la que vive, mintiendo a otros porque cree que es verdad. La vida como le gustaría que hubiese sido, como debería haber sido.
Su hermana es un contrapunto interesante. Divorciada de un hombre que se dedicaba a las chapuzas y que perdió todo su dinero al invertirlo con el esposo de Jasmine. Sally Hawkings, sin tanto recorrido como Blanchett, tiene también ocasión de ofrecer un recital interpretativo sorprendente. Ella es realista. No tiene otro remedio. Con dos hijos busca un posible hombre a su alcance. Un mecánico. Un tipo al que Jasmine desprecia (por ser mecánico) y que es, tal vez, lo más divertido de la película. Bruto y tierno se desvive por su chica y se vuelve loco (lloroso) con los celos.
Como todas las películas del director neoyorquino, transcurre ligera, plácida y ágil, envuelta en esas largas parrafadas. Pero esa aparente ligereza no está reñida con un guión construido minuciosamente.
A caballo entre Nueva York (la vida pasada de Jasmine) y San Francisco (la vida presente) la trama nos desvelará la venganza de una mujer. Una venganza que fue su mayor error. Ese plano final de Jasmine sentada en un banco no augura nada bueno para las vidas entregadas a la fantasía. Sally Hawkings, por su parte, después de dar también sus vueltas, descubrirá que debe conformarse y disfrutar con lo que más a mano tiene. Que tal vez, después de todo, no sea tan malo.

Lo mejor: Una Cate Blanchett arrolladora.
Lo peor: Cierta precipitación en el desarrollo de la relación con Peter Sarsgaard.

Ficha técnico-artística:
Dirección: Woody Allen.
Guión: Woddy Allen.
Intérpretes: Cate Blanchett, Sally Hawkings, Peter Sarsgaard, Alec Baldwin.
País: Estados Unidos.
Duración: 97 m.
Fotografía: Javier Aguirresarobe.

15 nov. 2013

CRÍTICA: Malavita


SINOPSIS: Giovanni Manzoni, vive en un pequeño pueblo de Normandía con su familia. No es algo voluntario. Se encuentra bajo el programa de protección de testigos. Sus antiguos compinches le buscan con malas intenciones.

Luc Besson firmó en 1994 un grandísima película que llevaba por título Leon, el profesional. Con ella se labró fama y prestigio y eso le permitió seguir desarrollando su actividad como director y productor.
Sin embargo nunca volvió a repetir el éxito. Sus películas (en ambos campos) han vivido siempre en el mundo de la violencia, policías y mafias aunque de modos muy distintos, desde el kitsch de El quinto elemento al realismo hiperviolento de Danny the Dog.
Malavita, sin llegar a ser la gran obra que supuso Leon, es la mejor que ha realizado desde entonces.
Manzoni (Robert de Niro) es el padre, tratando de descubrir quién es ahora que no es mafioso. Intenta forjarse un futuro como pretencioso escritor. Pero tiende con facilidad a solucionar los problemas mediante la violencia. Esa violencia no es ajena al resto de la familia. Su esposa (Michelle Pfeiffer) resuelve los conflictos en el supermercado con bombonas de gas y botellas de alcohol.
Los descendientes no son una excepción. Su hija (Diana Agron) muestra su desacuerdo con el machismo dando usos inesperados a las raquetas de tenis. Y el hijo (John D'Leo) trapichea que da gusto construyendo un negocio desde un cromo inicial.
Cada uno de ellos tiene unos conflictos que enriquecen a los personajes, aunque algunos de no funcionan y otros sí. La relación de Pfeiffer con el párroco se resuelve de modo ridículo y sin que afecte para nada a la trama. Lo mismo cabe decir de la relación amorosa de la hija y su desengaño con unas reacciones un tanto extremas.
Funcionan mejor las tramas de padre e hijo, el primero tratando de encontrarse en un mundo que no es el suyo y el segundo buscando soluciones personales en la tradición de la familia.
Todo esto está trazado con humor. Un humor macarra y retorcido, pero que funciona razonablemente bien, apelando a la memoria que tenemos de las pelis de mafiosos, a los clichés que nos hemos fabricado desde El padrino a Los Soprano.
Con  todo, la película no sería gran cosa de no existir esa secuencia final. 20 minutos de tensión muy bien concebida, planificada y desarrollada cuando los pistoleros localizan a la familia y llegan a turbar la paz del pequeño pueblecito.
También es buena la escena en el cine de pueblo, donde Tommy Lee Jones prueba el mucho partido que le puede sacar a su aparente sequedad. Es, a la vez, un homenaje a Uno de los nuestros.
Película sin grandes pretensiones, pero con un guión trabajado a la hora de otorgar personalidad a sus protagonistas, envuelta en humor y resuelta de modo plenamente satisfactorio.
Lo mejor: La tensa e intesa secuencia final.
Lo peor: Algunas subtramas prescindibles.

Ficha técnico-artística:
Dirección: Luc Besson.
Guión: Luc Besson y Michael Caelo.
Intérpretes: Robert de Niro, Michelle Pfeiffer, Tommy Lee Jones, Diana Agron, John D'Leo.
País: Francia, Estados Unidos.
Duración: 101 m.
Música: Evgeni Galperini y Sacha Galperini.
Fotografía: Thierry Arbogast.

13 nov. 2013

Noticias. Cuarta temporada de The Walking Dead: Promo y trailer del sexto capitulo...


Compartimos con vosotros el material promocional de una de las series más exitosas del panorama actual, The Walking dead, con el video del sexto episodio de la cuarta temporada llevará por título “Live Bait” (“Cebo vivo”), se emitirá la próxima semana y una promo, a lo que podría ser próximos acontecimientos de la serie basada en el comic de Robert Kirkman.



9 nov. 2013

Noticia. La taquilla mundial de Thor: El Mundo Oscuro supera ya los 109 millones de dólares


Cuando aún no se había estrenado en los cines norteamericanos, y teniendo en cuenta que en más de una treintena de países ya se había estrenado “Thor: El Mundo Oscuro”, la nueva aventura del vengador asgardiano. Se recibian datos de que esta en la taquilla global ha superado los 109 millones de dólares en todo el mundo.

El filme ha sabido sacar partido al efecto Vengadores y del tirón comercial de sus personajes, amén de que Thor ya no es un desconocido para la audiencia más alejada del mundo del cómic y que la película es mejor que su precedesora. Con lo que podemos vaticinar que las cifras seran buenas y que la vida del personaje en la gran pantalla parece longeva.

8 nov. 2013

CRÍTICA: El juego de Ender

SINOPSIS: Tras la guerra contra los insectores, en la que sobrevivimos, la Tierra aguarda otra invasión. Para hacerles frente, la Escuela de Batalla recluta a niños superdotados con el objetivo de convertirles en líderes militares.

La novela marcó en su momento un punto de ruptura y se convirtió, inmediatamente en un clásico de la ciencia-ficción, hasta allá donde la ciencia-ficción, habitualmente minusvalorada, puede exhibir un clásico.
Orson Scott Card se adelantó mucho a su tiempo con la idea de los foros, las redes sociales, la importancia de la palabra escrita para crear opinión a nivel global. Y, esto, en la película, está ausente por completo. Nada de Locke y Demóstenes.
Además la palabra hablada jugaba un papel determinante. Era la herramienta para atraer, convencer, manipular, levantar una reputación o hundirla. Es el instrumento del líder (Ender) para convertir a los enemigos en amigos, el útil del gobernante político (Peter) para abrirse camino, el artefacto que utiliza el mediador (Valentine) para templar los ánimos. Algo de esto sí aparece en la película, pero de modo insuficiente. Aunque probablemente no sería correcto sobrecargar la imagen con tan largas parrafadas dialécticas.
Además de estos factores, había otros que se focalizaban sobre un público lector joven-adulto, como el uso de la violencia o las relaciones en la Escuela de Batalla. La película, en cambio, se convierte en una aventura para adolescentes.
Como en otras muchas ocasiones es complejo analizar las adaptaciones literarias a un medio visual. Una vez que el texto se ha convertido en película deberíamos prescindir de lo escrito.
La cuestión fílmica, por tanto, hay que concebirla dentro de ese género: la aventura para adolescentes. Y, en ese sentido, funciona razonablemente bien. La estrecha interrelación entre realidad y virtualidad, el universo de los videojuegos, la presencia del ansible (apenas mencionada), son elementos bien integrados que conectan fácilmente con el público al que se dirige.
El paso de Ender por las diversas fases militares, de cadete a almirante, tal vez resulta muy abrupta y, puestos a perder en detalles, quizá habría sido conveniente prescindir de algunas de ellas o aunarlas para trazar con más cuidado la evolución de Ender o, mejor dicho, el modo en que Ender convierte a los enemigos en amigos, la competencia en colaboración.
El reparto juvenil es solvente a la hora de expresar el elemento emocional. Asa Butterfield, Hailee Steinfeld y Abigail Breslin resuelven con competencia las situaciones complejas. Pero se agradece mucho la presencia adulta. Resultan muy necesarios a la hora de dotar de fuerza dramática la narración. Harrison Ford, Viola Davis y Ben Kingsley, aunque tengan mucho menos protagonismo, son determinantes, completamente esenciales, en algunos momentos.
Hay un escenario importante (tanto en la novela como la en la película) que es la Sala de Batalla, el entrenamiento de combate en gravedad cero. La película, ciertamente, le otorga bastantes minutos. Sin embargo, acaba resultando más repetitiva que espectacular. Gavin Hood comenzó dirigiendo películas de tono realista y, aunque pasara por X-Men: Lobezno, parece tener dificultades para dotar de fuerza a las secuencias que más imaginación requieren. La idea de que no hay abajo; abajo es la puerta, habría requerido más habilidad.
Independientemente de la fidelidad adaptativa o no, de los gustos personales de los lectores, la película resulta amena. Las secuencias digitales de los videojuegos están plenamente logradas, con una estética muy sugerente que mezcla muy bien realidad y ficción. Como trama de aventuras espaciales resulta por momentos muy atractiva, aunque ciertamente se le podría haber sacado más partido.

Lo mejor: Un arranque muy prometedor.
Lo peor: La ausencia de Locke y Demóstenes.

Ficha técnico-artística:
Dirección: Gavin Hood.
Guión: Gavin Hood sobre la novela de Orson Scott Card.
Intérpretes: Asa Butterfield, Hailee Steinfeld, Abigail Breslin, Harrison Ford, Viola Davis, Ben Kingsley.
País: Estados Unidos.
Duración: 114 m.
Música: Steve Jablonsky.
Fotografía: Donald McAlpine.

3 nov. 2013

Tráiler de Días del Futuro Pasado


Por fin podemos disfrutar del tráiler de Días del Futuro Pasado, la próxima película mutante dirigida por Brian Singer.

Otra pelicula que llega a nuestras pantallas basada en el mundo del comic, el trailer deja claro que la película seguirá las líneas marcadas por Claremont y Byrne, adaptación que me parece todo un acierto en mi opinio. Personalmente, estoy esperando en candeletas el estreno del que ya queda solamente poco más de medio año para su estreno.

Síguenos también en Twitter y Facebook
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger