Locoporelcine.com, tu revista de cine online en la que encontrarás: críticas de cine, entrevistas, reportajes, opiniones sobre series de televisión. ¡Mucho cine!

5 abr. 2015

Artículo. Cine y velocidad: cuando los motores rujen



El mundo del motor y las carreras automovilísticas ha dado mucho juego en el cine. Toda buena película de acción siempre ha contado con persecuciones vertiginosas entre coches de policías y los maleantes de turno o entre los protagonistas y sus némesis como demostración de poder. Éste es un mundo de hombres duros donde estas cacerías son muestras de hombría y supremacía. Además, al espectador le inyecta un chute de adrenalina que cuanto más espectacular son dichas competiciones,  más puede llegar a ser el subidón. Así todos contentos. Tanto es así que, lo que suele ser un aspecto secundario de una trama mayor, se ha independizado para crear un género propio de carreras de coches de competitividad, de rivalidad, de vendettas entre los participantes e incluso de muestra de deportividad, valores y amistad; pero también de espectacularidad de exhibición de potentes coches y velocidades de infarto muchas veces sacrificando el guión para tal fin.


                Ha habido muchos acercamientos a este subgénero ya desde los 60 con películas ambientadas en las carreras profesionales como Grand Prix (John Frankenheimer, 1966) o Las 24 Horas De Le Mans (Lee H. Katzin, 1971) que sentarían cátedra para las futuras singladuras. Hasta Disney se ha acercado a este género primeramente con las películas del entrañable Herbie (que inaugurara con The Love Bug - Robert Stevenson 1969 y cuya sexta y última aventura fue con Herbie A Tope - Ángela Robinson 2005) y luego de la mano de Pixar con Cars (2006) con un planteamiento más moralista que competitivo. Entre medias podrían mencionarse cintas míticas como Días De Trueno (Tony Scott 1990) o la trilogía Mad Max con un impagable Mel Gibson (en mayo de este año llega el reboot de esta saga: Mad Max Furia En La Carretera de mano de George Miller) o irregulares experimentos como el satírico y absurdo mundo de Death Proof (Quentin Tarantino, 2007) o la colorista versión de Speed Racer (Los Hermanos Wachowsky 2008) inspirada en la serie de animación japonesa Meteoro que fue un sonoro fracaso en taquilla. También dignos de mención los escarceos de Jason Statham como indómito conductor en Death Race (Paul W.S Anderson 2008) o La trilogía Transporter; de ésta última, está previsto un reboot con 3 películas más a cargo de Camille Delamarre y Ed Skrein (Juego de Tronos) sustituyendo a Statham contando los comienzos de Frank Martin. Si volvemos a los orígenes, vemos magnificas adaptaciones del mundo de las carreras con películas como Senna (Asif Kapadia, 2010) O Rush (Ron Howard, 2013)


                Sin embargo la figura del conductor rebelde, duro y al borde de la legalidad es el que impera en este tipo de películas. El que abriría camino seria Nicolas Cage en 60 Segundos (Dominic Sena 2000) pero el que dominaría ya de por si el panorama cinematográfico será la saga FAST & FURIOUS (A TODO GAS) que este mismo 2 de abril estrenó en España su séptima película. La saga empezaría en 2001 con Rod Cohen en la dirección y Vin Diesel (Dominic Toretto) Y Paul Walker (Brian O´Conner) en los papeles principales siendo el primero el renegado y el segundo el policía infiltrado para darle caza. Con 2 Fast 2 Furious (John Singleton, 2003) protagonizado por Paul Walker y Fast & Furious: Tokyo Drift (Justin Lin, 2006) protagonizado por Lucas Black la franquicia pierde fuerza ya que el personaje de Toretto no aparece y las tramas flojean. Sin embargo en 2009 con Fast & Furious su director Justin Lin retoma el reparto original (Vin Diesel, Paul Walker, Michelle Rodríguez y Jordana Brewster) al que se le añadirían otros nombres como Shun kang, Tyrese Gibson o Chris "Ludacris" Bridges y con la que comienza una evolución de la saga hacia el género de la acción con intrigas cada vez más elaboradas (y quizá también algo rebuscadas) y carreras donde prima más la espectacularidad y grandilocuencia escénica antes que la credibilidad o verosimilitud. Asimismo vuelve con fuerza el concepto de "familia" como Toretto considera a tu equipo de amigos con los valores de unidad, fidelidad y legitimidad que ello conlleva. Con Fast 5 (2011) Y Fast & Furious 6 (2013) Lin sigue profundizando en la relación y evolución de los personajes y se consolida el éxito de la franquicia con una trama que va enlazándose de película en película dejando finales abiertos para captar el interés de los espectadores (y con ello su fidelidad a la franquicia). Cuenta, además, con nuevas incorporaciones como Dwaine Johnson (Luke Hobbs) como el nuevo policía que trata de dar caza a Toretto y que, como le pasara a O´Conner en la primera parte, acaba simpatizando con él. Furious 7 (James Wan, 2015) viene a continuar la saga y a la vez sirve de enlace también con la tercera parte (aparentemente descolgada) ya que se recupera el personaje de Lucas Black (Sean Boswell). Como enemigo a batir tendrán al temible Jason Statham en un papel cómodo para él por sus registros parecidos en la saga Transporter. Statham interpreta a Deckard Shawn hermano mayor de Owen Shawn (papel interpretado por Luke Evans en la anterior entrega) en busca de venganza y que ya salía referido en Fast & Furious: Tokyo Drift y que esta película viene a cerrar el círculo. La fórmula es la ya vista en las últimas películas: acción, velocidad, "fantasmadas" y adrenalina a tope en detrimento del guión, la interpretación o la credibilidad o todo lo que define al cine como arte y no mero espectáculo. Ciertamente la saga en si es justo eso, espectáculo por lo que, en ese sentido no decepcionará a sus seguidores. 

Foto: Furious 7 / moviepilot.com

                Con el fallecimiento de Paul Walker (al final de la película se hace una sentido homenaje al actor al que Vin Diesel se sentía muy unido) se pensaba que sería también el final de la saga pero recientemente el propio Vin Diesel ha anunciado que Furious 7 es la primera de una nueva trilogía. Por lo pronto, Fast & Furious 8 trasladará la acción a Nueva York y volverá a contar no solo con el reparto original sino también con las nuevas incorporaciones como Jason Statham o Kurt Russell (no está tan clara la continuidad de Dwaine Johnson) e incluso se espera también la continuidad del personaje de Brian O´Conner a través de los hermanos de Walker que ya le habrían sustituido para el rodaje de las escenas que Paul dejó sin filmar… ¿y Helen Mirren como villana a batir? desde luego la veterana actriz ha mostrado su interés por participar en la saga. A pesar del claro interés por todas las partes de esta continuación, no está tan clara la cosa con el tema de la dirección ya que James Wan ya ha manifestado su interés por volver al cine de terror con The Conjuring 2: The Enfield Poltergeist y Justin Lin, postulado para regresar a la franquicia, está ocupado dirigiendo la nueva película de Star trek (que se estrenará para verano de 2016). Aún con estas incertidumbres no creo que Universal Pictures se amilane por lo que Los fans de esta "adrenalítica" saga pueden frotarse las manos que tienen todavía aventuras de sus ídolos para rato…  Y las noticias sobre el prometedor futuro de la franquicia no acaban ahí puesto que se especula con hacer un spin off del personaje de Dwaine Johnson (Luke Hobbs) contando sus orígenes en la policía. Así que, calienten bien los motores que la carrera continua. 

0 lxc:

Publicar un comentario

¡Gracias por dejarnos tu comentario!

En breve aparecerá publicado.

Equipo de Locoporelcine.com
----------------
Nota: Queda reservado el derecho de moderación y no publicación de comentarios no relacionados con el artículo, u ofensivos.
Las opiniones expresadas por los componentes de Locoporelcine.com son opiniones y rogamos se respeten.
No se admitirán comentarios con autopromoción de otras páginas web.
No se publicaran comentarios con un lenguaje impropio u ofensivo.

Síguenos también en Twitter y Facebook
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger