Locoporelcine.com, tu revista de cine online en la que encontrarás: críticas de cine, entrevistas, reportajes, opiniones sobre series de televisión. ¡Mucho cine!

11 feb. 2016

NOMINACIONES A LOS OSCAR 2016: MEJORES EFECTOS VISUALES




Esta es la categoría más fantástica de la academia. En ella se suelen dar cita mundos remotos, criaturas imposibles, luchas titánicas o imaginativas recreaciones de los más insólitos parajes. Suele ser la categoría donde la locura digital se dispara. Donde lo imposible se hace real. Donde lo visual abruma al espectador con efectos increíbles. Generalmente es la categoría donde grandes superproducciones efectistas y palomiteras tienen su mínima participación ya que este tipo de certámenes huye del cine comercial. Pero en esta ocasión no. No veremos superhéroes ni gigantescos macro escenarios, ni grandilocuencia. Las nominadas a esta edición son películas por lo general cercanas al espectador, como pueda ser Ex -Machina, Marte, o El Renacido donde los efectos especiales casi son circunstanciales con respecto a la trama principal quedando casi inadvertidos. Otro caso son los de Mad Max: Furia En La Carretera o Star Wars VII: El Despertar De La Fuerza donde si se recrean espacios irreales y los efectos especiales tienen más peso… pero sin abusar de la infografía siendo la utilización de los efectos visuales de forma discreta y comedida.


                Se miden en esta categoría dos de las películas con más nominaciones y posibilidades para triunfar en la noche de los Oscar con apuestas muy distintas: en primer lugar tenemos la cruda película de Alejandro González Iñárritu, El Renacido  que destaca por su duro rodaje en escenarios naturales y una interpretación sobria y magistral de Leonardo DiCaprio por la que puede que por fin le den su esquiva estatuilla. ¿Los efectos visuales? son tan sutiles que pasan desapercibidos pero ahí está la grandeza de esta candidatura. Son de tal calidad que no chirrían y lo hacen todo verosímil. Por otro lado está la gran sorpresa y clamor del público de este pasado 2015: Mad Max: Furia En La Carretera como el regreso de George Miller a la saga que más alegrías le ha dado y que no ha podido volver con mayor repercusión y éxito. Es otra de las grandes favoritas de la noche y en esta categoría firme candidata al Oscar. Esa estética ciberpunk post-apocalíptica, esas carreras frenéticas con vehículos imposibles y esa captación de velocidad vertiginosa son las que la han puesto en todo lo alto del palmarés.


                Por otro lado, un clásico de los efectos especiales es la creación de escenas del espacio y mundos extraterrestres. En esta ocasión no iba a ser menos con sendos títulos que plasman las dos formas de abordar este género: la realista y la fantástica. La primera viene dada por la película de Ridley Scott, Marte. La captación de lo que pudiera ser un asentamiento humano en el Planeta Rojo así como los padecimientos que tiene que sufrir Matt Damon para sobrevivir en tales inhóspitas condiciones está perfectamente plasmada con un verismo genial. En su contra esta que en los dos anteriores certámenes ya premiaron sendas películas con temática y grafismo similar: Gravity (Alfonso Cuarón) E Interstellar(Christopher Nolan)  por lo que se antoja complicado (que no imposible) que una película de tal temática sea la ganadora. La otra película inspirada en "Una Galaxia Muy Muy Lejana" es el blockbuster Star Wars VII: El Despertar De La Fuerza (J. J. Abrams). El regreso de la saga no podía haber ido mejor. es además muy loado el hecho de que los efectos especiales hayan sido tomados con más moderación que en la segunda trilogía dejando de lado tanto croma como al que recurría George Lucas y abogando por mayor interpretación de los actores y escenarios naturales. No obstante es la película que más grandilocuencia muestra tanto en las batallas estelares como en la puesta en escena en general. Es por ello que se le pone cuesta arriba la subida al podio ya que, como se ha podido constatar, la academia huye del efectismo y las grandes producciones apostando más por lo realista.

                Por último tenemos Ex -Machina (Alex Garland) que nos recrea una película pausada e introspectiva que plantea el debate de la posibilidad  de crear inteligencia artificial autónoma y  con conciencia de sí misma. El mayor peso visual recae en ese autómata de delicadas formas femeninas (interpretado por la actriz Alicia Vikander) en una historia llena de simbolismo y reflexión sobre la realidad humana. Su apuesta intima y personal es la que ha hace meritoria de tal nominación, así como la de Mejor Guion Original a la que también opta.


                Por todo lo dicho el Oscar se debatirá entre El Renacido Y Mad Max: Furia En La Carretera apostando más hacia esta segunda como forma de premiar el buen hacer de esta película con sabor ochentero pero perfectamente adaptado a los nuevos tiempos.

NOMINACIONES A LOS OSCAR 2016: MEJOR PELÍCULA DE ANIMACIÓN




En esta ocasión la academia no deja mucho margen de duda sobre quien será la ganadora de esta categoría. Viendo la enorme repercusión mediática, las críticas favorables y la buena acogida del público es de esperar que Del Revés (Inside Out) gane la estatuilla de calle. Para despejar cualquier duda, películas de las máximas rivales en el campo de la animación como Dreamworks o Blue Sky se han quedado fuera del certamen. ¿Quién le acompañará? películas que han pasado muy desapercibidas en taquilla, no por su falta de calidad sino por su poca difusión o publicidad. Curiosamente es un plantel muy internacional:  Anomalisa de los cineastas Charlie Kaufman Y Duke Johnson, La Oveja Shaun de Richard Starzak Y Mark Burton, la propuesta de los Studios Ghibli El Recuerdo De Marnie o la sorpresa del cine de animación brasileño El Niño Y El Mundo de Alê Abreu intentarán siquiera hacerle sombra a la producción de Pixar.


                Ni Home De Dreamworks, Ni Hotel Transilvania 2 De Sony, Ni Minions De Universal, Ni Carlitos Y Snoopy De Blue Sky… ni siquiera El Viaje De Arlo de la propia Pixar han conseguido ser candidatas. Se le queda la vía libre al gran éxito en cine de animación de este año: Del Revés (Inside Out). La película de Pete Docter Y Ronnie Del Carmen ha cosechado triunfos por donde han pasado. Aclamada por público y crítica opta incluso a la categoría de Mejor Guion Original por su planteamiento de mostrar los pensamientos internos de una niña y que los protagonistas sean, precisamente, las emociones que van motivándola. La calidad, simpatía, ritmo y encanto de la película la hace merecedora de tales lores. Pixar es especialista en este tipo de logros y la academia lo tiene muy presente. No en vano le ha reconocido su talento en 7 ocasiones (Buscando A Nemo - 2003 - , Los Increíbles - 2004 - , Ratatouille - 2007 - , Wall-E - 2008 - , Up - 2009 -, Toy Story 3 - 2010 - Y Brave - 2012) de 9 nominaciones.  Aunque tenga bastante fácil la victoria, enfrente tiene otras dos compañías que también saben qué es ganar un Oscar: por un lado está el Studios Ghibli (que ya lo ganara en 2002 con El Viaje De Chihiro) presenta  la película El Recuerdo De Marnie. Esta deliciosa película de animación japonesa con tintes europeos (se inspira en la novela Cuando Marnie estuvo allí de Joan G. Robinson) dirigida por Hiromasa Yonebayashi viene a ser un broche de oro a lo que es un periodo de descanso que se marcará el estudio tras la jubilación de Hayao Miyazaki el año pasado. Por otro lado tiene la compañía Aartman Animation pionera y especialista en la técnica Stop Motion y ya conseguiría el Oscar en 2005 por Wallace & Gromit: La Maldición De Las Verduras. En esta ocasión presenta el film La Oveja Shaun donde demuestra de nuevo no solo su maestría como animadores sino como generadores de historias peculiares e hilarantes esta vez protagonizada por una oveja que ya proviene de una serie previa de los mismos creadores.


                Sin merecerlo, pero quedan atrás en la carrera por el Oscar las otras dos películas candidatas. Ambas de gran contenido social e intimista y gran maestría técnica. La primera es la primera incursión del cineasta Charlie Kaufman en el mundo de la animación: Anomalisa. El inclasificable director de películas como Cómo Ser John Malkovich U Olvidate De Mi,  en esta ocasión nos presenta una historia corriente de un personaje imbuido por su vida monótona que de repente se le cruza el amor. El director también recurre a la técnica Stop Motion realista en una puesta en escena intimista marcada por la sinestesia y la empatía con los sentimientos y emociones del protagonista que el espectador va acompañando en todo momento. La última candidata es, quizá la más desconocida y a la vez una grata sorpresa. Es una modesta producción brasileña que, sin embargo, con esta candidatura, ha puesto en el mapa internacional la calidad emergente de los animadores cariocas. Estamos hablando De El Niño Y El Mundo de Alê Abreu una película intimista que relata la problemática social actual de cómo un padre debe abandonar a su familia para prosperar vista desde los ojos inocentes de su hijo que parte a buscarle.

                Aunque, a priori, la victoria sea para Del Revés (Indise Out) no hay que desmerecer las otras candidaturas en especial la de El Recuerdo De Marnie que puede dar la sorpresa como forma de homenajear la gran labor en la animación de los Studios Ghibli o La Oveja Shaun que por su simpatía y calidad técnica pueda colarse como ganadora

NOMINACIONES A LOS OSCAR 2016: MEJOR BANDA SONORA ORIGINAL




Las bandas sonoras son mal consideradas categoría menor. La música es una parte esencial de la película por crear tensión, expectación, suspense… más allá de la mera interpretación de los actores. Este año, además, presenta un particular interés por su competencia reñida ya que se miden dos pesos pesados dentro de escribir partituras a las mejores películas: John Williams (Por Star Wars VII: El Despertar De La Fuerza) Y Ennio Morricone (Por Los Odiosos Ocho). Intentando colarse entre medias esta Thomas Newman con su música para El Puente De Los Espías y atrás quedan Carter Burwell por Carol y Johann Johansson por la controvertida Sicario.
            Hablar de bandas sonoras es, sin duda, hablar de Ennio Morricone como uno de los pioneros y baluarte dentro de la historia de la música en el cine. Es el autor de música para los mejores westerns por antonomasia. Suyos son los míticos temas de Por Un Puñado De Dólares, La Muerte Tenía Un Precio, El Bueno, El Feo y El Malo o La Misión. Hasta en cinco ocasiones ha sido nominado a los Oscar y en otras tantas se le ha escapado; Sin embargo en 2007 se le supo reconocer este gran aporte al mundo cinematográfico con un merecido Oscar Honorifico. En esta ocasión regresa al escenario con el western de Quentin Tarantino (que parece haberle cogido gusto al cine del oeste tras Django Desencadenado) Los Odioso Ocho con una partitura en la que se ha movido con comodidad por tratarse de un género que conoce sobradamente manteniéndose fiel a su estilo y buen hacer. Otro de los incuestionables es John Williams. Este es quizá el compositor más querido y conocido incluso por los más profanos. Es un asiduo en este tipo de galas y ya la academia le ha reconocido su talento en cinco ocasiones (por El Violinista En El Tejado - 1971, Tiburón - 1975, Star Wars - 1977, E.T El Extraterrestre - 1982 Y La Lista De Schindler - 1993). Vinculado principalmente a las películas de Steven Spielberg, sus temas en películas como Encuentros En La Tercera Fase, Indiana Jones, Superman, Parque Jurásico O Star Wars suenan en la mente de todos. Precisamente por ello fue llamado por Disney para componer, una vez más, los acordes de la mítica saga: Star Wars VII: El Despertar De La Fuerza y que ha resuelto de forma correcta aunque no sobresaliente. Su acertada combinación de los temas clásicos con los nuevos le hace merecedor de esta nominación aunque se me antoja una partitura inferior dentro de su impresionante discografía y, por ello, puede que se le escape la estatuilla. Si se la llevara casi es más un reconocimiento a su carrera más que al particular con el que se presenta. Rompiendo la habitual colaboración entre ambos, Steven Spielberg decidió prescindir de Williams para su última película El Puente De Los Espías dándole tal responsabilidad a Thomas Newman que ya ha demostrado su valía con temas como 007:Skyfall, 007:Spectre O En La Habitación y, ciertamente, sale bien parado de esta encrucijada. El tema es inspirado y acompaña en todo momento la trama con la carga emotiva justa y apropiada. Si la academia quisiera salir por la tangente y no comprometerse por ninguno de los dos grandes de la música, esta es una opción muy a tener en cuenta.
            Atrás, por tanto, queda la música de Carter Burwell que opta, por primera vez, a los Oscar con la película Carol de Todd Haynes. En su bagaje cuenta con obras como Crepúsculo, Anomalisa O ¡Ave Cesar!. En esta ocasión muestra una partitura sencilla inspirada en la música de los años ´50 en la que se ambienta la película; correcta pero insuficiente para el galardón. Por último, queda también desbancada la partitura de Johann Johansson para la película Sicario thriller de Denis Villeneuve sobre el cruento mundo del narcotráfico cuya dureza visual es perfectamente acompañada por unos acordes desasosegantes, nerviosos e histriónicos. Es la segunda vez que es candidato ya que el año pasado optó con su partitura de La Teoría Del Todo.

            Las espadas están en todo lo alto. La lucha de titanes está servida y si bien la pugna principal está entre Morricone Y Williams con cierta ventaja del primero sobre el segundo por tener una partitura más cuidada y elaborada, no hay que perder de vista a Newman que, discretamente, puede dar la sorpresa ya que su trabajo es también digno de mención y quizá hasta premio. Veremos que nos depara la gala el próximo 28 de febrero.

Síguenos también en Twitter y Facebook
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger