Locoporelcine.com, tu revista de cine online en la que encontrarás: críticas de cine, entrevistas, reportajes, opiniones sobre series de televisión. ¡Mucho cine!

8 jun. 2016

CINE Y VIDEOJUEGOS. UNA RELACION COMPLICADA


Desde los inicios las adaptaciones de videojuegos a la gran pantalla parece que están abocadas al fracaso. No obstante la industria sigue apostando por ellas y este año tenemos 3 de las sagas más potentes del mercado: Si bien el pasado 13 de mayo se estrenó Angry Birds con unos resultados en taquilla que rivaliza con películas como Capitán América: Civil Wars parecía que esta tendencia iba a cambiar,  el reciente estreno de Warcraft: El origen  de Duncan Jones no va a correr la misma suerte…  Veremos que le depara la otra gran adaptación de estas navidades Assassin´s Creed de Justin Kurzel y protagonizada con el reconocido actor Michael Fassbender.


                A pesar de que la crítica se suele cebar con este tipo de películas, hay que reconocer que tampoco las producciones son dignas de laudes ya desde sus orígenes. Los guiños al mundo de los videojuegos por parte del cine se pueden ver en películas como Tron o el último Starfighter pero el binomio empezaria en 1993 donde Los primeros en dar el salto fueron Mario y Luigi con Super Mario Bros (Anabel Jankel Y Rocky Morton, 1993) con un reparto de grandes actores como Bob Hopkins, John Leguizamo y Dennis Hopper aunque la  adaptación no podía ser peor  con argumento y situaciones absurdas para los simpáticos fontaneros de Nintendo y, por ende, cosechó unos resultados en taquilla y critica desastrosos. Aun así, Universal, no se rindió y volvió a adaptar otra mítica saga de videojuegos: Street Fighter (Steve E. de Souza 1995). Esta película también resultó altamente vilipendiada por ser lucimiento absoluto de su protagonista Jean Claude Van Damme (Guile) aunque creo que en esta ocasión es exagerado. Si, la adaptación como tal deja mucho que desear pero en el fondo la película entretiene y esa es la esencia del cine. Algo así le pasa a otra película: Mortal Kombat (Paul W. S. Anderson, 1995) con Christopher Lambert (Raiden) en el que fue un alarde sobre todo de artes marciales y efectos especiales, vacío de contenido o de guion pero al fin y al cabo el videojuego del que proviene es también eso, personajes dándose de puñetazos… ¿Qué te puedes esperar?. 


                El siglo XXI comienza con unos resultados más esperanzadores para este subgénero. Las dos películas de Tom Raider fueron un éxito de taquilla...  personalmente me parecieron entretenidas con buen ritmo y adecuado equilibrio entre investigación y acción donde Angelina Jolie hace un buen papel como la carismática Lara Croft. Sin embargo no es suficiente para la crítica que sigue cebándose con este género sin piedad.  Paul W. S. Anderson inauguraba en 2002 la saga de Resident Evil para lucimiento de Mila Jovovich. Si bien esa primera película fue medianamente aceptable, las siguientes 4 películas irían perdiendo cada vez más calidad y éxito distanciándose a su vez de los videojuegos y creando una trama propia. Está previsto el estreno de la última entrega de la saga, Resident Evil: El Capítulo Final para 2017.

                El resto de años han sido de claros y sombras. De éxitos y fracasos, este subgénero ha ido perdiendo fuerza. Gran parte de esta mala fama viene de la mano del director alemán Uwe Boll (considerado el Ed Wood europeo) con sus mediocres Películas como House of the Dead (2003), Alone in the Dark ( 2005), Bloodrayne (2005) , En el nombre del rey (2006) o, Far Cry (2008) En esta ocasión la crítica si es justa al denigrar tales esperpentos ya que no hay por dónde cogerlos ni como adaptación ni por guion… ni siquiera como mero producto de entretenimientos. Son tales fracasos que casi llegan a convertir este género en algo maldito rozando la serie B renegando sus secuelas al ámbito doméstico únicamente. Todos estos despropósitos han creado ya precedente y parece que toda película basada en videojuego directamente debe ser tomada como algo nefasto y no siempre es así: Otros títulos como Prince of Persia: las Arenas del Tiempo (Mike Newell, 2010) o Hitman: Agente 47 (Aleksander Bach, 2015) son cintas también abucheadas inmerecidamente y son a tener en cuenta por su mejora técnica y en la historia más o menos cercana a la de los videojuegos aunque, igualmente no han triunfado tanto como cabría esperar. Aun con tan pobres resultados el hecho es que casi ha habido títulos relacionados con el mundo de los videojuegos cada año bien como adaptaciones o como homenaje a tal mundo como son los casos de Rompe Ralph (2012) O Pixels (Chris Columbus, 2015) lo que da una idea que esta asociación, lejos agotarse, sigue dando sus frutos y parece que va a seguir haciéndolo


                Y con todo llegamos a este año 2016. Por lo pronto Angry Birds por su simpatía, buen humor y personajes divertidos ha sabido conquistar al público (aunque no tanto a la critica que sigue siendo dura con ella) y ya está siendo un éxito para Sony. Pero otra historia es la de Warcraft: El Origen donde Duncan Jones se atreve a adaptar este épico videojuego que cuenta con multitud de seguidores ansiosos de ver a sus personajes tanto del bando humano como el de los orcos en singular batalla. La película ciertamente es espectacular. Jones, como buen seguidor de la saga que ha declarado que es, se ha mostrado respetuoso con la historia y la esencia del videojuego. La película funciona como tal y los fans saldrán encantados… ¿y los que no lo son? Ahí es donde radican la mayoría de las críticas. La historia muestra demasiado personajes poco perfilados (da por sentado que ya se les conoce de los videojuegos. Craso error) y el espectador no acaba de empatizar con ellos. La historia es trepidante. Absorbe, embelesa por lo visual pero donde falla es en el trasfondo. Aun con todo me parece excesiva las críticas tan negativas que recibe ya que cumple a la perfección con la máxima del cine: Entretener.  Y para navidades se estrena otro gran proyecto bastante retrasado ya en cuando a su estreno: Assassin´S Creed que cuenta con la baza de la popularidad del videojuego de Ubisoft aunque ya cuenta con detractores al contar con un personaje principal inédito en la franquicia cuando todos los seguidores esperaban ver a Altaír o a Ezio Auditore los más emblemáticos de la saga… ¿volveremos a presenciar como la crítica se ceba con la película y esta cae como presumiblemente vaya a caer Warcraft (por lo pronto la secuela prevista queda suspendida)?


                Y para el futuro se espera muchos más títulos relacionados con el mundo de los videojuegos. Ahora que estos se parecen cada vez más a las películas  resulta ya no solo fácil la adaptación sino tentador y ya casi de obligado cumplimiento ya que son historias y personajes ya creados con una aceptación y seguidores garantizado. Casos así los vemos en las películas que se preparan de Metal Gear Solid (Jordan Vogh-Roberts) Uncharted (Seth Gordon, 2017), The Last Of Us (Sam Raimi) serán los más inmediatos pero también se oyen títulos como Ratchet & Crank, God of War, Dead Rising (Zach Lipovsky), The Witcher, Shadow of the Colossus, un reboot de Tomb Raider, Tetris o incluso el erizo Sonic en una película mezcla de animación y live-action prevista para 2018.


                Aun con unos resultados en taquilla y critica muchas veces cuestionables y no siendo grandes estrenos de mucha recaudación parece que el binomio cine-videojuegos está muy vivo y con  bastante proyección de futuro en ambas direcciones ya que en todo este tiempo el vuelco de películas al mundo de los videojuegos no ha parado en ningún momento. 

6 jun. 2016

ANGRY BIRDS TRIUNFA EN SU SALTO A LA GRAN PANTALLA


Las adaptaciones cinematográficas de los más populares héroes de las consolas no han sido muy afortunadas ya desde sus inicios: Super Mario Bros (1993, con Bob Hopkins y Denis Hopper), Street Fighter (1995 con Jean-Claude Van Damme), Double Dragon (1995) , Mortal Kombat (1995 con Christopher Lambert) o Wing Commander o ya en el siglo XXI películas como Alone in the Dark (Uwe Boll, 2005), Doom (Andrzej Bartkowiak, 2005)  Silent Hill (Christophe Gans, 2005) O  Dead Of Alive  (Corey Yuen, 2006)… son algunos ejemplos de esos fallidos intentos de llevar a la gran pantalla tales franquicias de videojuegos. Sin embargo, aun con esos nefastos resultados, este binomio no desaparece y parece que este año 2016 (y los venideros) vienen a reafirmarse como una redención y ascensión. El pasado estreno de Angry Birds: La Película viene a abrir la cartelera con unos resultados más que aceptables rivalizando en taquilla con el Capitán América en el que ya se habla de un éxito para su productora Sony con más de 150 millones de recaudación mundial. Warcraft: El Origen lo tenemos ya en cines (con criticas divididas) y para diciembre llegará Assassin´s Creed con Michael Fasbender de protagonista. Desde luego, el año promete.


                La empresa finlandesa Rovio Entertainment dio en el clavo: Pocos se podrían imaginar que una filosofía tan simple y antigua como el uso de un tirachinas para derribar latas podría haber desarrollado un éxito tal como el de la saga de videojuegos de Angry Birds. La historia se remonta a 2009 cuando este antiguo y emblemático juego de la infancia de los niños (que son seña de identidad de personajes como Daniel el Travieso o Bart Simpson) se reinventa para los móviles transformando las canicas en pájaros y las latas en cerdos. ¿El argumento? Muy simple. Los cerdos les roban los huevos a los pájaros y estos se enojan y buscan venganza sobre la base de lanzarse contra sus construcciones y recuperar lo que es suyo. El juego cosechó un éxito absoluto adquiriendo más de mil millones de descargas por lo que ha evolucionado en todos estos años a multitud de variantes como Angry Birds RIO (aprovechando el tirón de la película de animación Rio), Angry Birds Space,  Angry Birds Star Wars  I Y II… Angry Birds Go (adentrándose en el mundo de las carreras de karts al estilo Mario Kart), Angry Birds Epic (donde nuestros pájaros preferidos se adentran a una aventura por turnos al estilo rol) Angry Birds Pop (emulando el típico juego de explotar pompas al estilo Bust A Move) o el Angry Birds Action (donde los pájaros hacen carambolas para recuperar sus huevos al más puro estilo de billar) hasta que por fin salió Angry Birds 2 este pasado año 2015. Este éxito ha repercutido también en una expansión más allá de los videojuegos con mercaderías como peluches, juegos de mesa, camisetas y hasta una serie de dibujos animados: Angry Birds Toons

 

                Angry Birds la película viene a ser una delirante secuencia de Gags donde los protagonistas son Red (con voz de Jason Sudeikis en inglés y Santiago Segura en español), Chuck (Josh Gad y José Mota para la versión española) y Bomb (Danny McBride), tres inadaptados en una sociedad aviaria feliz y despreocupada que serán los únicos que sospecharán de las oscuras intenciones que se ocultan tras la animosa llegada del rey de los cerdos Leonard (Bill Hader y Alex de la Iglesia en español). Bajo la dirección de veteranos de la animación como Clay Kaytis (Frozen) y Fergal Reilly (Hotel Transylvania) y escrita por el guionista Jon Vitti (los Simpson) la película tiene lejanos ecos a la de Los Minions por lo que respecta a la supeditación de la historia a la sucesión de gags más o menos divertidos. Esta simplicidad y los propios chistes visuales la hace ideal para los más pequeños que la disfrutarán al máximo pero a la vez podría entreverarse una crítica caricaturesca a una sociedad tecnificada e invasora que es la que representa los cerdos que viene a enturbiar el idilio rural y pacifico en el que viven los pájaros… la diversión esta garantizada también por el aporte extra del doblaje español donde el tándem Santiago Segura y José Mota funciona a la perfección con chascarrillos y escenas desternillantes.


Con todo ello la película es de los pocos éxitos cinematográficos de este subgénero de adaptación y a la vez vendrá a revitalizar La saga de videojuegos que anda un poco de capa caída de forma que vuelve a ponerse de moda estos simpáticos pájaros enfadados.

Síguenos también en Twitter y Facebook
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger