Locoporelcine.com, tu revista de cine online en la que encontrarás: críticas de cine, entrevistas, reportajes, opiniones sobre series de televisión. ¡Mucho cine!

12 dic. 2019

El futuro de Blade Runner se hace presente

Imagen relacionada

Estamos a punto de finalizar el 2019 y Locoporelcine no puede dejar pasar una mención especial a que ya hemos alcanzado el futuro distópico relatado en la película de Ridley Scott Blade Runner allá por 1982 y que ha marcado un hito en la estética ciberpunk y la forma de hacer ciencia ficción futurista hasta la actualidad. Tanto es así que sus ecos han sido recogidos en una secuela: Blade Runner 2049 producida por Scott y dirigida por Denis Villeneuve y que ha sido acogida con unas expectativas y diatribas tan altas que no a todos han satisfecho. El propio Scott dijo de ella: ‘es jodidamente larga’ también auto inculpándose por ser copartícipe del guion y producción. Hablando de palabras del director inglés, este también ha dicho que tiene ideas para una posible tercera parte: ‘Espero que sí. Creo que hay otra historia por contar. Yo tengo otra más lista para evolucionar y ser desarrollada, así que sin duda hay otra, seguro’. Que se vaya a realizar o no es otra historia ya que nada se ha oído al respecto.

Esta efeméride coincide también con el hecho de que el pasado mes de julio falleció Rutger Hauer que puso cara al implacable líder de los replicantes Roy Batty del que es famoso su memorable monólogo final que, por cierto, reescribió él mismo momentos antes del rodaje: ‘Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo, como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir’. La casualidad ha querido que el actor muriera el mismo año que su personaje aunque mucho más longevo que el: a los 75 años.

Resultado de imagen de blade runner

Sobre todo en el mes de Noviembre que es el momento exacto en el que se desarrolla el film las redes sociales se rindieron a conmemorar esta diatriba empezando por la propia Warner que en un Twitt escribió: ‘Los Ángeles, noviembre 2019. ¡La era de ‘Blade Runner’ ha comenzado!’. ¿Realmente estamos en la era de Blade Runner? Tal como se verificó en el 2015 con la otra sonada efeméride de Regreso al Futuro II, Parece que la ciencia ficción siempre va más rápido que la realidad: no solo no hay coches voladores sino que la robótica no ha llegado tan lejos como para crear a los replicantes ni nuestra carrera espacial nos ha llevado a crear colonias en el borde exterior. La propia ciudad de Los Ángeles no es tan megápolis ni tecnificada como nos la dibujaba Scott y, por fortuna, tampoco tan decadente. Aunque no queda tan lejos el mundo en general en lo que a decadencia se refiere, y sobre todo a contaminación, suciedad y carestía de valores. Estamos en tiempos oscuros, no cabe duda. Un caldo de cultivo ideal para que esa distopía de la película pueda llegar a darse. ¿Dónde nos llevará esta realidad por muchos imaginada? Tendremos que vivirla para saberlo.

Hablemos ahora de la película en sí sin concesiones y con SPOILERS: Blade Runner. ¿Es tal obra maestra de la ciencia ficción o está sobrevalorada? Curiosamente en su estreno en los cines fue una película que no recaudó mucho en taquilla y recibió opiniones encontradas entre la crítica especializada. Lo que la revalorizó fue el mercado doméstico. Hasta 7 versiones salieron como consecuencia de diferentes cambios de los productores. En 1992 se lanzó la llamada versión del director con cambios como la eliminación de la voz en off de Deckard, la incorporación de la secuencia de un sueño con un unicornio galopando en un bosque (sugiriéndose así en mayor medida que Deckard puede ser un replicante), y la eliminación del «final feliz» impuesto por Bud Yorkin y Jerry Perenchio. Pero aun quedaría un montaje más: El montaje final en 2007 aprovechando el 25 aniversario del estreno. Una locura.

Resultado de imagen de blade runner

¿Es tan buena como nos la hacen creer? Si, sin duda. Es incuestionable la factura técnica, los efectos especiales, el trasfondo de la historia y los temas trascendentes que aborda como la delimitación de la conciencia humana que la hace ir más allá de una mera película de acción con la que es espectador sale haciéndose preguntas. Todo ello la hace un hito en el cine de la ciencia ficción y creadora de la estética ciberpunk de la que ha bebido películas como Terminator (1984), Robocop (1987), Desafío Total (1990), Johnny Mnemonic (1995), Juez Dredd (1995), El quinto elemento (1997), Gattaca (1997), ​ Dark City (1998), Matrix (1999), Minority Report (2002) o incluso las ciudades futuristas de Wakanda en Black Panther o Atlantis en Aquaman (ambas del 2018). También lo vemos muy arraigado en películas de animación japonesa como Ghost In The Shell o Alita: Ángel de Combate (ambas llevadas recientemente al cine). Es un mérito que no se lo voy a negar en absoluto. Incluso la franquicia Alien hay quien la enlaza directamente con el universo de Blade Runner. Una locura de teoría que será tratada en otra ocasión. Sin embargo donde pierde fuerza es en la forma narrativa quizá por la limitación de inspirarse en un relato corto. Ya los propios críticos de los años ´80 lo referían: la película tiene un ritmo demasiado lento y se recrea en exceso en planos como la escena del zoom en la fotografía cuadrante por cuadrante o escenas como persecuciones. Al respecto tengo una anécdota personal con esta película: yo la he visto completa hace relativamente poco. Siempre la pillaba en la misma secuencia de persecución de Deckard y Zhora con el chubasquero trasparente hasta que es abatida en medio de la calle. Pues a pesar de lo larga que es se me hizo corta con respecto al final.

Resultado de imagen de blade runner

Hemos dicho que es un artículo con Spoilers ¿no? Hablemos ampliamente del final. Muchos lo consideran sublime. Un ejemplo de cómo la máquina está por encima del hombre. Cómo un robot puede llegar a tener consciencia propia para perdonar a su enemigo. Puedo estar de acuerdo en ello pero ese trasfondo, ese cambio de actitud en el personaje de Roy Batty no se ve en el metraje anterior. Le hemos visto constantemente buscando a su creador y queriendo que se le elimine su restricción de vida de 4 años. Es más, se le ve como le mata de forma brutal y despiadada. Durante toda la larga y agónica persecución final entre él y Deckard en el bloque de apartamentos está claramente jugando al gato y el ratón con clara superioridad ante su adversario. Y cuando le tiene totalmente a su merced derrotado sujeto a una viga a punto de caer y se presenta ante él imponente como un Terminator, decide salvarle la vida y pronunciar su mítico monólogo. Hasta el propio Deckard no sale de su asombro. Es tu final sorpresivo, no cabe duda. Pero también anticlimático e ilógico dentro de la evolución del personaje tal como nos lo han presentado. A pesar de todo esto, es uno de los finales más recordados y emblemáticos dentro de la historia del cine pero no deja de ser, si me apuras, hasta un “deus ex machina” para salvar al protagonista ante su evidente derrota ante el villano. Sé que me estoy ganando las críticas de todos aquellos que lo veis como la toma de conciencia del replicante y como este muestra más humanidad que la propia raza humana pero yo lo veo así. Ojo para nada es una crítica negativa. Simplemente es algo que me descuadra y desconcierta.



Por último quería dar mi opinión sobre el tan traído debate de si Deckard es o no replicante. Si. Ya sé que me vais a decir que el propio Ridley Scott ha declarado que lo es. Pero yo no lo veo tan claro. Precisamente su segunda parte en el que se le ve anciano ratifica mi postura de que es humano. Me explico. Para que fuera un replicante estamos hablando de que en la época en la que se crearon replicantes como los que da caza estos tienen una esperanza de vida acortada, él no solo no tiene esa limitación sino que envejece ¿es acaso una versión mejorada? Pues no salió muy bien parada cuando, primeramente, es derrotado por Leon y luego, en el propio salto de edificios del final, una “versión anterior suya” salta sin ningún problema y el casi se cae. Pero avancemos en mi reflexión: ¿Por qué crearle? Y lo que es mas ¿es el único? Y ¿por qué su compañero no le detiene? ¿Es un experimento de usar un replicante para cazar replicantes? O, como insinúan en la segunda parte, ¿él y Rachael fueron concebidos con la misión última de procrear y crear vida? en cuyo caso ¿Por qué se ve como aberración? Son muchas cuestiones cuyas respuestas no las veo concluyentes como para afirmar que Deckard sea replicante. Aunque ¿Quién soy yo para cuestionar a Ridley Scott? Que el lector saque sus propias conclusiones.

En conclusión. A la pregunta de si su fama es merecida, la respuesta es un sí rotundo aunque sea por ser la pionera en este tipo de hacer ciencia ficción y su calidad visual, estética y su gran aporte musical de manos de Vángelis. Sin embargo no es una obra maestra en tanto en cuanto la historia no depura del todo bien la trama para justificar su desenlace que está desarrollado quizá en vistas a un trasfondo filosófico moral que de verosimilitud narrativa. De todas formas, en su conjunto la película es altamente recomendable y si tuviera que ponerle una calificación sería de 4 estrellas sobre 5.

Síguenos también en Twitter y Facebook
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger