‘Patriot’, el espía triste

Amazon Prime critica en esta serie de dos temporadas las producciones de espías

El agente John Tavner, magníficamente interpretado por Michel Dorman, comienza en un retiro obligado por el estrés y la depresión, pero ya el primer error de toda una serie de catastróficas decisiones. Resulta que le envían a Amsterdam, donde no tiene otra cosa que hacer que tocar su guitarra y tomar todo el catálogo de drogas legales en los Paises Bajos. A nuestro Patriot se le va la cabeza componiendo canciones sobre sus acciones como espía-agente del Gobierno en no se sabe muy bien qué agencia.

cartel promocional patriot
Cartel promo Patriot con situaciones absurdas durante la serie. Prime video

Su padre, Tom Tavner (Terry O’Quinn conocido por Perdidos o Hawaii 5-0), jefazo de dicha Agencia, recurre a su hijo para una nueva misión, llevándolo en secreto de vuelta a EEUU. En realidad no se sabe si está en nómina o es su progenitor el que le utiliza, pero está claro que abusa de su confianza sabiendo que es muy bueno en lo que hace.

Agente Tavner de Retiro
Obligadas vacaciones para un agente deprimido, en el paraíso de la droga. AMAZON PRIME

La misión de Patriot

Para evitar el ascenso al poder de un extremista que quiere implantar armas nucleares en Irán, su padre decide enviarle con un montón de dinero a financiar al candidato opositor y lograr su ascenso al poder y estabilidad mundial. A priori una misión muy importante.

Para pasar desapercibido le hace superar una entrevista de trabajo en la empresa de anclajes y tuberías McMillian, de la que se inventan su título de ingeniero y no tiene ni la más remota idea. Malas decisiones para el objetivo ya que se presenta un candidato más de aspecto oriental que le dice que el puesto va a ser suyo, a lo cual John, fiel a la misión que le encomienda su padre, decide al momento empujarle al paso de un camión.

En apariencia empieza siendo una serie dura, pero enseguida vemos que son situaciones reversibles convirtiéndose en tan absurdas que tardas algo en darte cuenta que es humor muy negro.

La empresa McMillian

Finalmente, y ante la falta de candidatos, John Tavner es contratado como John Lakeman, junto con el que arrojó delante del camión como ayudante en su propia mesa mientras se recupera de su pérdida de memoria y falta de comunicación con las personas.

Le acompañará una terapeuta muy dura y que hace a toda la empresa que participe de su recuperación, con situaciones como hacer la escena del piano de Big a dos en el suelo para tocar con los pies con el personaje más oscuro de la empresa, el jefe intermedio Leslie.

Empiezan los viajes a Luxemburgo, donde nuestro Patriot tiene que hacer la transacción del dinero. La agencia le asegura que no pasarán aduana al ser viaje de la Directiva y no será registrado. John, se entera en el sitio donde ocurren muchas escenas a lo largo de la serie, los urinarios, donde casualmente coinciden siempre, que irían en vuelo regular. Sin tiempo para reaccionar, John en el último momento decide facturar la bolsa del dinero.

Siguen las complicaciones. El operario portugués del aeropuerto que ve la bolsa llena de dinero, decide cogerla y salir corriendo con su moto. Ahí surge la primera Medusa, término que se explicará en la serie que describe a alguien que se convierte en parte de la misión cuando se entera por sus medios de la tapadera. En este caso es el que pasa a convertirse en «su mejor amigo» Dennis (Chris Conrad).

¿Amigo….o mejor amigo?

En el hotel y tras perder la bolsa, Dennis, al que John le convenció para mear en el análisis de orina por él para que no le pillasen en el control de drogas, se ofrece para ayudarle porque está convencido que es un agente de algo y se quita la camisa delante de él para demostrarle que está fuerte y en forma. ¡No sé cómo calificar la escena!

Al final, se pone tan pesado que John tiene que clavarle un puñal en la pierna en un sitio no vulnerable para que le deje en paz, y le dice que no vaya al hospital bajo ningún concepto y contará con él en otra ocasión. ¡Cómo no!, va al hospital y queda constancia.

Las medusas

De una medusa cortada por la mitad pueden surgir otras dos medusas idénticas ya que ambas partes pueden regenarse. ¿Puede tener un agente en misión súper secreta medusas? Pues llega un momento en el que toda la empresa se entera y llega a serlo. Y no sólo la empresa, también su hermano, y su novia, y tres policías a los que putea para conseguir una prueba, y la detective que le persigue, y la hija de la detective, y la novia de su hermano, y el guarda de la empresa, y el colega cantante fracasado con el que cantaba en Ámsterdam…

Estas situaciones pueden ser propias de los hermanos Coen, o de los Monty Python o de Fesser, o del Amanece que no es poco, de Cuerda, pero es Patriot, una serie a su manera.

La complicación

Cuando John apuñala a su nuevo amigo (que le resulta indiferente) Dennis, lo hace para ir al piso del operario del aeropuerto de Luxemburgo que le quita el dinero. Una vez en su casa, resulta coger el dinero, pero al salir aparecen los cuatro hermanos forzudos de lucha portuguesa, que se ve obligado a matar a uno de ellos cuando está a punto de morir ahogado por ellos.

Entra en Patriot la detective Aghate, de una extraña Unidad de homicidios (que apenas hay en Luxemburgo), y que casualmente están todas las mujeres de la Comisaría (apartadas). Pero Agahte es muy inteligente y acorrala durante toda la serie a John. La visita de Dennis al Hospital y alguna pista más, llevan a la chica hasta EEUU para interrogar a los miembros del viaje. . Mientras, John recibe orden de traspasar el dinero y la misión, pero sin querer se lo da a un enemigo.

Resulta que a la vez que viaja Agathe en tren a entrevistarlos, comparte viaje en avión y coche con la novia de John. En un momento se ve que se juegan pagar una cuenta a piedra, papel o tijera, demostrando ambas que se les da muy bien alargándose el juego.

La paradoja está en que cuando llega finalmente a entrevistarles a la empresa, John la esquiva todo lo que puede, hasta que coinciden en el exterior y deciden jugarse cuando entrevistarse a piedra… Sin dejar de mirarse a los ojos, hacen una partida eterna empatando contínuamente. Situación tan absurda como divertida.

Situación absurda en Patriot
Situación absurda entre el agente y la detective que la persigue, piedra papel o tijera. AMAZON PRIME

Vuelven los viajes a Luxemburgo y París con un montón de medusas.

Dennis no sólo se convierte al final en el mejor amigo de John (lo más feliz que le ha pasado en su vida) sino que empieza a colaborar con el hermano de John en recuperar el dinero, que después de muchas vueltas y robarlo una titiritera al Iraní, la policía la atrapa y la Bolsa acaba en el despacho de Agathe después de verlo pasar casi todos en situaciones muy graciosas.

En Patriot siguen apareciendo personajes y situaciones absurdas. Un equipo de policías gordos y orteras que desprecian el trabajo de la Unidad de mujeres, apareciendo otra situación absurda y grotesca en la que salen también en urinarios hablando de lo magníficos que son y el placer que son capaces de darle a las mujeres con sus penes…mientras enfocan que los tres tienen micropenes.

¿Era necesario? creo que el director asi lo veía para seguir dándole el toque de humor negro y absurdo. Si te va este humor, no te la pierdas, porque en cada capítulo puedes ver muchas de estas escenas.

Si te van de espías de verdad sin humor negro, te recomiendo ver la trilogía de Deutschland

Protagonistas Patriot.Prime video
Hermano protector, padre aprovechado, agente John, novia solitaria y la misteriosa Detective Agathe. AMAZON PRIME

0

‘Patriot’, el espía triste

About The Author
- Cinéfilo desde su juventud en el que le apasionaba el cine bélico y de los 80. Posteriormente descubrió los clásicos, por lo que es fan del canal TCM. Gran aficionado al cine de Espías e Inteligencia, del que tiene amplios conocimientos.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>