Luz verde a la segunda temporada de ‘El juego del calamar’

Hwang Dong-hyuk ya está trabajando en la próxima entrega de El juego del calamar, el último éxito de Netflix

Las producciones coreanas siguen de moda. Parásitos (Bong Joon-ho, 2019) así lo demostró en los Oscar 2020 ganando cuatro estatuillas. Otra que goza de gran aceptación es Train to Busan (Yeon Sang-ho 2016). Su secuela Península, aunque menor, también ha cosechado éxito en taquilla y crítica. Las series parece que también triunfan. En el caso de El juego del calamar ha sido fulgurante. En solo 17 días se ha convertido en una de las series más vistas en Netflix, superando a Los Bridgerton.

Y hay aún más puesto que la fiebre por esta ficción ha superado todo lo imaginable. Las marcas de zapatillas de los protagonistas están agotadas en las tiendas. También se han empezado a solicitar ataúdes con el diseño mostrado en la serie. Asimismo están apareciendo tarjetas de invitación al juego (con el círculo, el triángulo y el cuadrado) con un teléfono o código QR cuyo escaneado, en el mejor de los casos, lleva a un portal promocional de la serie aunque la Policía aconseja ignorarlo pues también se han dado casos de consecuencias perniciosas. Y, lo que es más escalofriante, entre los adolescentes también se están empezando a mostrar juegos de la índole de los mostrados en la serie llegando incluso al Bullying para los eliminados.

¿Qué nos muestra El juego del calamar?

La muñeca del juego luz roja, luz verde de El juego del calamar.
La muñeca del juego luz roja, luz verde de El juego del calamar. NETFLIX

La premisa principal es una especie de concurso macabro en el que personas desfavorecidas y ahogadas por deudas juegan a seis juegos inspirados en otros tantos infantiles, pero con el agravante de que si no lo superan son literalmente eliminados. Por supuesto esto último los 456 concursantes que aceptan participar no lo saben y lo descubrirán con horror con el primero de los juegos: “luz roja, luz verde” inspirado en el conocido juego de “el escondite inglés”. En él una enorme muñeca es la testigo de quien se mueva con la “luz roja” para eliminarle. Y la masacre es atroz. Como curiosidad, varias reproducciones de esta siniestra muñeca fueron puestas en varios sitios del mundo a modo de promoción de la serie. y con los otros cinco juegos siguientes irán cayendo todos hasta que solo queden los finalistas para el último juego, el que da nombre a la serie.

La idea en sí no es nueva

As The Gods Will o Battle Royale películas de la misma indole de El juego del calamar
As The Gods Will o Battle Royale películas de la misma índole de El juego del calamar

En la década de los 90 ya pudimos ver andanadas de orientales en las pruebas más disparatadas en el programa japonés Takeshi’s Castle (Humor Amarillo) auspiciado por el afamado cineasta Takeshi Kitano. En el siglo XXI la cosa derivó hacia el sentido funesto que tiene la serie como hemos visto en películas como la saga de Los juegos del hambre (Gary Ross, 2012) o Battle Royale (Kinji Fukasaku, 2000). Esta última, inspirada también en el manga japonés homónimo, en el cual reconoció Hwang Dong-hyuk que también él se inspiró para su juego del calamar.

En el propio cine japonés hay otra película de planteamiento similar:  As the Gods Will (Takashi Miike, 2014) donde también aparentemente juegos infantiles regionales ofrecen su versión letal en un instituto nipón. Asimismo, otra ficción japonesa que también aborda la temática de juegos de supervivencia es Alice in Borderland también de Netflix. Por cierto, también tiene confirmada su segunda temporada. Dichas similitudes incluso se han planteado como posible plagio, aunque no prosperó en cuanto se supo que el guion de la serie que nos ocupa tuvo una lenta elaboración de 10 años (desde 2009).

¿Qué tiene esta serie que la distingue de las demás?

los protagonistas de El juego del calamar.
los protagonistas de El juego del calamar. NETFLIX

El apego a la realidad y su verosimilitud. Sus competidoras o son distopías o muy ancladas en la ciencia ficción. Sin embargo, la ficción de Hwang Dong-hyuk nos presenta una realidad muy presente en nuestra sociedad. En el elenco protagónico esta, primeramente, Seong Gi-hun – N.º 456 – (Lee Jung-jae) que es un conductor aquejado por las deudas de juego. Cho Sang-woo – N.º 218 – (Park Hae-soo) el amigo de la infancia de Gi-hun el cual le creía exitoso en los negocios pero está también arruinado. Oh Il-nam – N.º 001 – (O Yeong-su) es un anciano desahuciado que prefiere jugar que dejarse morir. Kang Sae-byeok, – No. 067 – (la modelo HoYeon Jung) es una desertora norcoreana que desconfía de todo el mundo. Jang Deok-su, – No. 101 – (Heo Sung-tae) es un despiadado gánster también acuciado por la mafia filipina. Y, como última mención relevante, está Abdul Ali, – N.º 199 – (Anupam Tripathi) un inmigrante pakistaní que se mete en el juego como única forma de que su familia salga adelante.

Como se puede ver, son situaciones muy realistas y dramáticas con las que el espectador puede empatizar. A todos se les presenta esta oportunidad de mejorar su situación económica con, aparentemente, unas sencillas pruebas y no dudan en aceptar. ¿tú no lo harías en tales circunstancias? Como se muestra en el capítulo dos, sus vidas en si son un infierno y ven el juego como vía de escape a esa horrible situación a pesar de su sadismo y peligrosidad.

Trasfondo de crítica social

Pero es que el trasfondo de la serie va más allá del sadismo de los juegos. Lo que plantea es esa desigualdad social. Esa brecha cada vez mayor en el que los ricos son más ricos y los pobres más pobres. Y como los ricos, en sus aburridas vidas, se creen con derecho a disponer de los pobres aprovechándose de su debilidad económica. Esto a su vez da como reflexión, no solo la mezquindad humana sino también su dependencia por el dinero. El dinero es la ruina del ser humano incluso entre los propios concursantes en el juego que caerán también en actitudes mezquinas con tal de ganar el premio.

Pero en el bando de los organizadores tampoco hay lealtades. Existe una subtrama igualmente repulsiva por lo que significa y que, por desgracia, también es bastante real como es la del tráfico de órganos…Y ante todo ese desolador panorama esta Gi-hun que, a pesar de sus penurias, es honesto e intenta mantener esa honestidad y valores. Pero todo tiene un límite y tanta barbarie acaba por activar en él una rabia e ira contra los organizadores y esa élite poderosa que lo propicia. Y es ahí donde entraría esta segunda temporada.

Trailer oficial de El juego del calamar. NETFLIX

¿Qué podría mostrarnos la segunda temporada?

Inicialmente no estaba prevista. Las series coreanas suelen ser todas auto conclusivas y de una única temporada. De haberse incluido el final alternativo en el que quedaba cerrada la historia habría sido este otro ejemplo más. Sin embargo no ha sido así. El último capítulo queda claramente abierta a esa continuación. Al menos una temporada más. El propio Hwang Dong-hyuk esta ya trabajando en ella estando el guion en unos estadios muy iniciales: «Tengo una historia básica … Está todo en mi cabeza, y actualmente estoy en la etapa de lluvia de ideas», dijo a The Hollywood Reporter. «Lo que puedo decir es que Gi-hun volverá y hará algo por el mundo».

el Líder de El juego del calamar.
el Líder de El juego del calamar. NETFLIX

Está claro: El protagonista tendrá su venganza contra los organizadores del juego. Pero de seguro que eso solo será una pequeña parte. Para lo demás solo nos queda especular. Hay otro arco que se podría rescatar: el del policía Hwang Jun-ho (Wi Ha-joon) que se infiltró entre los organizadores para desenmascararlos (nunca mejor dicho) y encontrar a su hermano desaparecido. Si bien parece cerrado cuando se le da por muerto, realmente su cadáver no se ve. Otros arcos interesantes a investigar sería el de la élite de VIPS, el del Líder (Lee Byung-hun) o el enigmático reclutador de incautos para el concurso (Gong Yoo).

Sea como sea, hasta finales de 2022 o principios de 2023 no la veríamos dado los estadios tan tempranos en los que se encuentra el proyecto. Además está el agravante de que Netflix todavía no ha confirmado esa renovación de la serie aunque dado el enorme éxito que ha tenido se puede dar por hecho. Parece que El juego del calamar seguirá su sádica andadura quien sabe si esta vez a nivel internacional porque todo el mundo sabe que en segundas partes, todo ha de ser más espectacular, esplendoroso y llamativo.

2

Luz verde a la segunda temporada de ‘El juego del calamar’

| Actualidad |
About The Author
- Licenciado en Historia del Arte y bloggero Estudió Historia del Arte y pronto empezó a colaborar como articulista en la revista 'Crítica de arte' primero y después en el 'grupo Promecal'. Su afición por la escritura y el cine le ha llevado a introducirse en el mundo de las webs de cine y hacer cursos de guión y dirección cinematográfica. Amante de la cultura pop, los videojuegos retro, las bandas sonoras, el cine de ciencia ficción, acción, aventuras y frikadas varias.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>