‘Nadie’, un día de furia

Bob Odenkirk encabeza el reparto de Nadie, nueva y divertidísima propuesta del director de Hardcore Henry, que convierte al protagonista de Better Call Saul en una inesperada estrella de acción

Un mal día lo puede tener cualquiera. Tienes un trajo rutinario en el que el hijo del jefe se ríe de ti, una esposa que rara vez te dirige la mirada, un hijo que te considera un perdedor y hasta el camión de la basura te la juega cada mañana. Eres un Don Nadie, hasta que todo eso cambia. Entran en tu casa y se llevan la pulsera del gatito de tu hija. Y hasta ahí podíamos llegar.

Nadie es, básicamente, la historia de un ser anodino, de un ciudadano cualquiera al que tocan las narices más de lo necesario. O no tan anodino. Porque uno de los aciertos de esta película es no relatar demasiado del enigmático pasado de su protagonista, de cómo pasa de ser un tipo aburrido a una auténtica máquina de matar. Y cuando lo hace recurre a la elipsis con humor.

Mucho humor, muchas hostias y mucha sangre. Eso es lo que ofrece la deslumbrante propuesta de Ilya Naishuller, que ya sabe lo que es descargar adrenalina en celuloide. Recordemos la soberbia y adrenalínica Hardcore Henry. Una especie de cruce entre Un día de furia y John Wick -no es casualidad, pues comparte guionista con la cinta de Keanu Reeves-, con un padre de familia bad ass que es toda una caja de sorpresas. Tiene escenas para el recuerdo, como la del autobús o la de la fuga del coche en marcha, apariciones para enmarcar -atención al gran Christopher Lloyd escopeta en mano- y un ritmo que no decae en sus escasos noventa minutos de metraje. Acierta también con la selección musical, con clásicos de Nina Simone o Loius Armstrong que le sientan como un guante y que bañan aún más si cabe de comedia a la película.

Bob Odenkirk, una inesperada estrella de acción

Bob Odenkirk, en plena acción en Nadie. UNIVERSAL PICTURES ESPAÑA
Bob Odenkirk, en plena acción en Nadie. UNIVERSAL PICTURES ESPAÑA

Y en medio de todo eso, ese actor con cara de personaje de Los Simpson llamado Bob Odenkirk. Sorprende ver a nuestro querido Saul Goodman reconvertido en inesperada estrella de acción. Un Charles Bronson que no deja títere con cabeza, ya sea reloj de pulsera o cafetera en mano, todo en medio de una propuesta que se toma en serio a sí misma lo justo y necesario.

Quizá es pronto para decirlo, pero Nadie está llamada a ser una pieza de culto, e incluso podría dar pie a una franquicia, como ya hiciera John Wick. Eso solamente puede dictaminarlo el tiempo, pero lo que sí es cierto es que entran ganas de saber más de las andanzas de este nuevo justiciero de la ciudad, siempre que mantengan la esencia de esta primera aventura. Pura diversión inteligente. No estaría de más vivir otro día de furia pasado de vueltas como este.

En definitiva…

Nadie ofrece una buena dosis de hostias, sangre, humor y diversión sin descanso, convirtiendo a un tipo aparentemente normal en una auténtica máquina mortal, con el impasible rostro de Bob Odenkirk. Apunta a pieza de culto.

Póster de Nadie. UNIVERSAL PICTURES ESPAÑA
Póster de Nadie. UNIVERSAL PICTURES ESPAÑA

15

‘Nadie’, un día de furia

About The Author
- Ingeniero de sistemas y software de profesión, cinéfago incurable de afición. Lo mismo te devora El Padrino que Payasos asesinos del espacio exterior o todo el cine de los 80 y de acción de los 90. Empezó en Locoporelcine hace más de quince años, y ahora... he is back!

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>