‘No mires arriba’… cuando nadie lo hace

Crítica satírica al mundo actual, en el que cada uno va a lo suyo. No mires arriba, es lo último de Netflix.

Adam Mckay, director de la Gran Estafa y del Vicio del poder, regresa con una nueva película cargada de sarcasmo, humor negro, y mucha crítica social, es No mires arriba.

Parece que ya es la segunda cinta más vista de Netflix en lo que llevamos de año, cosa que no es de extrañar. Y es que es una de esas películas que levanta odios y pasiones a partes iguales.

Desde el punto de vista de este humilde juntaletras, los odios son mayoritarios, debido precisamente a la total incomprensión sobre la cinta. Porque se han dicho muchas cosas de ella, la mayor parte, centradas en que es una alegoría del cambio climático. Pues aquí la cuestión del clima tiene bastante poco, por no decir nada que ver con la cinta.

No mires arriba.. Situaciones de lo mas absurdo. Netflix
No mires arriba. Situaciones de lo mas absurdo.Netflix

Argumento de No mires arriba

Primero el argumento: Dos astrofísicos, el doctor Randall Mindy (Leonardo DiCaprio) y la doctora Kate Dibiasky (Jennifer Lawrence) descubren que un asteroide gigantesco se acerca a la tierra. La piedra en cuestión mide 5 km de largo, con lo cuál, se trata de un evento ligado a la extinción de la raza humana. Acuden a la Casa Blanca con pruebas de sobra, incluso a los medios de comunicación.

No mires arriba. Ariana Grande hace un guiño en el film. Netflix
No mires arriba. La cantante Ariana Grande hace un guiño en el film. NETFLIX

Pero los políticos por un lado no quieren saber nada del tema porque, próximamente, hay elecciones; y los medios de comunicación, se lo toman todo a cachondeo y están más pendientes de los amoríos de dos cantantes horteras. Con lo cual, los dos protagonistas se encuentran solos, mirando hacia arriba, contemplando el desastre inevitable que se abalanza sobre ellos.

La metáfora

Una vez establecida la idea básica del film, toca entrar en la cuestión de fondo. El meteorito no es más que una metáfora de algo que entiendo perfectamente que será muy duro para algunos admitir. La piedra gigantesca simboliza la Verdad; como concepto si queréis filosófico o metafísico.

Esa Verdad en la que la civilización ha creído durante casi toda su historia, pues en la búsqueda de la misma se funda el humanismo cristiano, base de nuestra sociedad occidental. El director de la película, que es además el escritor del guión además de productor, nos está lanzando un meteorito enorme con su dispositivo fílmico: que empecemos a ver la realidad, la evidencia cuando la tengamos delante y dejemos de ser un rebaño de ovejas obedientes y sumisas.

El reparto del film se completa con grandes estrellas como Meryl Streep haciendo de Presidenta de los Estados Unidos (un trasunto de Hilary Clinton mezclada con lo peorcito del partido republicano), una estupenda Cate Blanchett que realiza una gran interpretación de una periodista cutre del sensacionalismo barato, y un gran Mark Rylance que interpreta a un genio de Silicon Valley que recuerda mayoritariamente a Elon Musk, reflejándolo como un avaricioso sin escrúpulos.

Todos ellos reflejan de forma genial, plagada de ironía, la cruda realidad en la que nos están condenando a vivir una serie de clases dominantes que utilizan a los politiquillos como sus marionetas para establecer sus propios intereses.

Hay numerosos periodistas y creadores de opinión que han calificado este film como de lo peor del año, basándose en argumentos bastante flojos como su excesiva duración o incluso copiándose unos a otros con la alegoría climática.

Pocos están viendo realmente esta película. Invito a todos los lectores a que se dejen llevar por la propuesta y que luego debatan tranquilamente y saquen sus propias conclusiones al margen de habladurías, porque No mires arriba es una cinta que no deja indiferente.

Tráiler No mires arriba. NETFLIX

18

‘No mires arriba’… cuando nadie lo hace

About The Author
- Apasionado del cine, desde pequeño ya se pasaba las tardes haciendo maratones de películas. Con ocho años, el Drácula de Coppola le marcó. Estudió una formación profesional de Marketing pero siempre queriéndose dedicar a algo relacionado con el cine. Aparte del séptimo arte, le encanta la literatura y de vez en cuando escribe alguna novela. El año pasado hizo un máster de crítica de cine organizado por la revista Caimán Cuadernos de Cine y la ECAM. Colabora en diversos medios.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>