‘Otra ronda’, la falsa felicidad

Thomas Vinterberg opta a dos Oscar por Otra ronda, donde aborda el alcoholismo con aparente ligereza, beneficiado de un enorme Mads Mikkelsen

Otra ronda comienza con un doble juego. En primer lugar, con unos chavales que se lo pasan en grande, litronas en mano, armando un estruendoso revuelo en el metro tras festejar una carrera con la cerveza como único elemento hidratante. Algunos viajeros se unen a la fiesta, mientras las autoridades tratan de poner orden. Una imagen de esa Europa donde el alcohol es algo cotidiano, y normalizado, donde litros y litros corren por la ciudad bajo el nombre de Oktoberfest, Mikkeller o BXLBeerFest. Distintos nombres, pero misma esencia: el alcohol como sinónimo de alegría, como mecanismo de búsqueda de la falsa felicidad.

Mads Mikkelsen, entregado al exceso. BTEAM
Mads Mikkelsen, entregado al exceso. BTEAM

El segundo juego es el de su cuarteto protagonista. Cuatro profesores que lejos de aprender de las consecuencias de los actos de esos jóvenes, deciden realizar un experimento: alcanzar un índice de alcohol en sangre del 0,05% para nivelar el déficit que un estudio asegura que tenemos todos los seres humanos en nuestro torrente sanguíneo. De paso, conseguir el nivel justo de alcohol que permita que el sentido del ridículo y las inhibiciones salgan volando por la ventana.

Visto así, podría decirse que la película banaliza el problema del alcoholismo, que incita al consumo de alcohol. Pero Thomas Vinterberg dispara tan certeramente con su último trabajo como ese tiro fantasma final que cerraba una de sus obras más laureadas y célebres, La caza. Un final que aún resuena en los tímpanos de más de un espectador.  Porque pese a su tono ligero, a que aborde el dilema desde un punto de vista aparentemente despreocupado, las consecuencias de los actos de este cuarteto protagonista acaban pasando factura. Lo que comienza como un juego aparentemente inocente prosigue con un “¿Y si aumentamos la dosis?”, que irremediablemente culmina en la adicción de unos y destrucción de otros.

Un cuarteto protagonista brillante

El cuarteto protagonista de Otra ronda. BTEAM
El cuarteto protagonista de Otra ronda. BTEAM

Y como ya hiciera en la propia La caza, vuelve a contar con el gran Mads Mikkelsen. No obstante, no es el intérprete danés el único protagonista de la película. Todo el cuarteto protagonista está enorme, componiendo una banda de niños grandes que no han terminado de crecer del todo. Pero es inevitable centrar la mirada en el protagonista de la serie Hannibal. Todo un agujero negro interpretativo que acaba absorbiendo a cualquier otro compañero de reparto.

Juntos, actor y director, nos ofrecen la mirada del borracho, del que está ebrio y no ve la realidad que le rodea, esa que mira con bochorno y señala con el dedo. Todo es falsa felicidad, como el tono de la cinta, para acabar en otro de esos desenlaces, y una canción, que es imposible borrar de la memoria, como ya ocurriera también en aquel giro final de la ópera prima del director, la prodigiosa Celebración. Un cineasta absolutamente retorcido y cínico, que acaba su relato con una escena final que es pura fiesta, pero que a la vez encierra una verdad incómoda: el alcohol no deja de ser una de esas drogas tristemente aceptadas por la sociedad contemporánea.

En definitiva…

Otra ronda es una aparentemente desenfadada y ligera visión del alcoholismo, pero encierra bajo este manto de despreocupación un retrato incómodo sobre la adicción progresiva y sus consecuencias. El alcohol como vehículo hacia la felicidad y realización personales, con un cuarteto protagonista de excepción, donde destaca especialmente el gran Mads Mikkelsen.

Póster de Otra ronda. BTEAM
Póster de Otra ronda. BTEAM

8

‘Otra ronda’, la falsa felicidad

About The Author
- Ingeniero de sistemas y software de profesión, cinéfago incurable de afición. Lo mismo te devora El Padrino que Payasos asesinos del espacio exterior o todo el cine de los 80 y de acción de los 90. Empezó en Locoporelcine hace más de quince años, y ahora... he is back!

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>