Predator regresa a sus orígenes

El empoderamiento femenino y el reflejo etnográfico del pueblo Comanche desluce el regreso de predator en su etapa en Disney

Ya está en Disney+ en su canal Star Predator: la presa. Quinta entrega de la franquicia (séptima si contáramos los dos fallidos crossover entre aliens y predators). Una película planteada ya incluso desde antes de la compra de FOX por parte de Disney con pretensiones a ser estrenada en cines y reiniciar la franquicia tras los fríos resultados de las anteriores entregas. Dicha compra de la major por parte de la compañía del ratón le ha dado aún más protagonismo a esa pátina feminista y etnográfica del film tan en auge en estos momentos de inclusión y corrección política. Ello retrasa casi a la mitad del film la poderosa presencia del emblemático cazador alienígena, aunque cuando lo hace se despacha a gusto pese a que sus formas y constitución sea menos imponente y más primitiva que anteriores versiones.

Argumento

La trama nos lleva al año 1719 a las praderas americanas territorio de la Nación Comanche. Allí conocemos a Naru (Amber Midthunder) una joven díscola que, lejos de querer continuar su legado familiar como curandera local, desea convertirse en cazadora como su hermano Taabe (Dakota Beavers) para lo cual lleva tiempo preparándose. Cuando ve en el cielo el vuelo de un “pájaro de fuego” lo toma como una señal de que ya está lista para demostrar su valía. Y esta oportunidad se le presentará cuando, ante el aparente ataque de un puma a un miembro de la comunidad, la muchacha se percata que hay algo más detrás. Algo más grande y peligroso: un predator.

Un predator de hace 300 años

La propuesta lleva fraguándose desde 2016 con Dan Trachtenberg como director. La idea siempre fue la de volver a las raíces de la franquicia: «el ingenio de un ser humano que no se da por vencido, que es capaz de observar e interpretar, básicamente ser capaz de vencer a un ser más fuerte, más fuerza poderosa y bien armada». Y así ha sido. Ya desde el momento en que estamos ante una precuela de la icónica película de 1987 que abriera la saga. El propio hecho de ambientarlo 300 años antes de lo que llevamos visto hace que todo apartado tecnológico quede aparcado en un segundo plano adscrito tan solo para el alienígena y, aun así, bastante restringido incluso para él cosa que obliga más a usar el ingenio y astucia que las armas o la fuerza bruta cosa que favorecerá a nuestra protagonista.

la pistola de Raphael Adolini como guiño a la película de 1990 Predator 2. FOX

Como dato curioso, en la película sale la misma arma de fuego de época colonial que le entrega el Predator a Danny Glover en Predator 2 (Stephen Hopkins, 1990) como trofeo tras su victoria. Esto podría ser una forma de hermanar ambos films. O quizá algo más: Cara a una posible continuación, ¿podría ser Raphael Adolini su protagonista y conocer la historia detrás de esa pistola? En el film de 1990 esa referencia se presentó con esa intención como forma de ahondar en esas visitas de Predators en la antigüedad, pero nunca llegó a materializarse (aunque si hay un escueto comic al respecto). ¿Quizá sea este el momento de retomar esta idea?

Un primer acto demasiado largo

Naru, Taabe y el resto de cazadores Comanches rastrando el terreno en Predator: la presa.
Naru, Taabe y el resto de cazadores Comanches rastrando el terreno en Predator: la presa. DISNEY

La película tiene un primer acto de presentación del contexto histórico, las tradiciones y costumbres comanches y de los personajes demasiado dilatada. Además de lo etnográfico, son constantes las alusiones al concepto de naturaleza salvaje con lo que el apartado de fotografía por parte de Jeff Cutter y escenarios naturales es espectacular. En especial, casi como de un documental se tratase, vemos ese orden jerárquico natural de presas y depredadores. En él, el hombre debería estar en lo más alto cosa que se ve cuando Taabe derriba un águila que a la vez tenía en sus garras un pez.

Aunque la presencia del alienígena vendría a trastocar ese estatus cuando, uno por uno, va dando caza a esos depredadores animales… y por último al hombre. Sin embargo, esa demostración de poder tarda en aparecer centrándose quizá demasiado reiterativamente en mostrar como Naru intenta ir contra esa sociedad patriarcal en la que se encuentra. Una lucha, todo sea dicho, muy loable pero más contemporánea que de aquella época cosa que ya de por si chirria.

Una adolescente demasiado empoderada

Naru (Amber Midthunder) escondiéndose del Predator en Predator: la presa.
Naru (Amber Midthunder) escondiéndose del Predator en Predator: la presa. DISNEY

Y si ahondamos más en ese concepto de joven empoderada quizá en demasía la cosa chirria más. Y es que en el film pasamos de ver a una Naru inicial todavía inexperta que es incapaz de cazar un puma y casi es derribada por un oso (en una escena muy al estilo de El Oso – Jean-Jacques Annaud 1988 o El Renacido – Alejandro G. Iñarritu, 2015) a ver una Naru experta cazadora capaz de plantar cara al predator donde tanto sus compañeros Comanches como los tramperos franceses con los que se encuentran fracasaron de la forma más salvaje y violenta posible. El mensaje feminista es evidente: la mujer triunfa donde el hombre fracasa… aunque esta sea advenediza y este esté más preparado y sea más fuerte que ella. En eso la verosimilitud falla, aunque no es algo que tumbe la película.

Una vuelta a los orígenes de la saga

el Predator listo para salir de caza
el Predator (Dane DiLiegro) listo para salir de caza. DISNEY

Y es que en su conjunto la propuesta cumple con esa premisa de volver a los orígenes de la saga. Por ello deja atrás las dos últimas propuestas de 2010 y 2018 (y mucho más atrás las de Alien vs Predator) aunque ni de lejos llega a las cotas de las dos primeras entregas. Por mucho que nos lo quieran vender, Amber Midthunder no es ni Arnold Schwarzenegger ni Danny Glover. Ni el predator es el mismo. Cuando el de aquellas películas era mucho más letal, el que aquí se nos presenta es un alien con menos recursos y más primitivos (aunque no menos letales).

Eso sí, no puede faltar el emblemático camuflaje de invisibilidad, la garra del antebrazo, el escudo o la visión térmica… así como los tres punteros laser… aunque aquí están tomados para teledirigir tres virotes y no cuenta con ese otro armamento más pirotécnico como en las anteriores entregas. La propia apariencia que le da Dane DiLiegro es la de una criatura menos corpulenta de la de sus predecesores cosa que le resta peligrosidad.

En definitiva

Esta es una película que sabe reivindicar la buena hechura de las versiones del siglo pasado y hace olvidar las posteriores de menor calidad de la que nos ocupa pero que lo que venía siendo ese chute de testosterona que era, en parte, la esencia de la franquicia, se pierde en pos de un empoderamiento femenino. Si bien es necesario en esta sociedad patriarcal recordar que la mujer es tan valida o más que el hombre, quizá esta no sea la película más adecuada siendo la saga un referente masculino tan delimitado. ¿o quizá sí? ¿tú qué opinas?

Tráiler oficial de Predator: la presa. DISNEY

lo mejor

la fotografía y entorno natural. El regreso a la fórmula original de survival movie de las dos primeras entregas.

lo peor

un primer acto demasiado descriptivo que hace que tarde en aparecer la acción. Un empoderamiento femenino demasiado reiterado y forzado que le resta verosimilitud.

Nota: 6.5

Ficha Técnica

Título original: Prey
Año: 2022
Duración: 99 min.
País: Estados Unidos
Dirección: Dan Trachtenberg
Guion: Patrick Aison
Música: Sarah Schachner
Fotografía: Jeff Cutter
Reparto: Amber Midthunder, Dane DiLiegro, Stefany Mathias, Stormee Kipp, Dakota Beavers, Harlan Blayne Kytwayhat, Geronimo Vela, Mike Paterson, Nelson Leis, Troy Mundle, Kyle Strauts
Productora: 20th Century Studios, Davis Entertainment. Distribuidora: Hulu, Disney+, Star
Género: Aventuras. Ciencia ficción. Acción. Terror | Extraterrestres. Supervivencia.

2

Predator regresa a sus orígenes

About The Author
- Licenciado en Historia del Arte y bloggero Estudió Historia del Arte y pronto empezó a colaborar como articulista en la revista 'Crítica de arte' primero y después en el 'grupo Promecal'. Su afición por la escritura y el cine le ha llevado a introducirse en el mundo de las webs de cine y hacer cursos de guión y dirección cinematográfica. Amante de la cultura pop, los videojuegos retro, las bandas sonoras, el cine de ciencia ficción, acción, aventuras y frikadas varias.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>