‘El Escuadrón Suicida’. Despreciables criaturas con alma

James Gunn toma las riendas de El Escuadrón Suicida y nos brinda una divertidísima y desatada cinta que es puro amor por el cómic en imágenes. Una orgía de colores y risas sin censura

Quizá sea el Escuadrón Suicida de David Ayer uno de esos claros exponentes contemporáneos de híbrido cinematográfico. Una extraña criatura sin padre definido que intenta conciliar las exigencias de un estudio que parece no tener las cosas claras con la visión de un director que no para de pedir en redes sociales que le permitan exhibir su corte original. Remontajes, reshoots de última hora, bajar la calificación para hacerla más asequible al gran público… ¿les suena?

Pero no, no estamos aquí para hablar de la cinta de 2016. Tampoco para establecer odiosas comparaciones. El Escuadrón Suicidaimportante añadir el artículo, al igual que en la reciente pantagruélica proeza de Zack Snyder, por eso de marcar la diferencia- es un ente libre, que lo mismo funciona como secuela que como reboot, pero que sobre todo desprende voz propia.

Idris Elba y Sylvester 'King Shark' Stallone, dos grandes aciertos de El Escuadrón Suicida. WARNER
Idris Elba y Sylvester ‘King Shark’ Stallone, dos grandes aciertos de El Escuadrón Suicida. WARNER

Esto es James Gunn desatado, como si sus Guardianes de la Galaxia marvelitas se fusionaran con la divertidísima Slither y el cine de la Troma, con su Súper o con su Amanecer de los muertos -sí, dirigía Snyder, pero se nota que el guion será suyo-, para ofrecer un fresco de colores donde el rojo de la sangre predomina. Pero no porque se le conceda ser gráfico en lo que a violencia se refiere. Tampoco es soez, que lo es, porque la calificación R se lo permita. Lo es porque este comando de auténticos idiotas sin rumbo lo requiere.

El cómic hecho cine

Lo de Gunn en este filme es amor extremo por las viñetas llevadas al celuloide, donde las dos horas de metraje son un continuo carrusel de inventiva visual, de descacharrante humor políticamente incorrecto, donde los personajes respiran y tienen su momento de gloria y su corazoncito, sin que ello choque con las ansias de la propuesta de ser una auténtica locura. El Escuadrón Suicida tiene alma, hay una voz detrás que les guía en esta ocasión. Aquí el concepto de familia sí funciona, a golpe de alcohol y música perfectamente seleccionada.

Los villanos dan igual, se van sucediendo a lo largo de la película. Y los héroes también. Cuando no son necesarios, se les elimina, pero dejan poso cuando lo hacen. Viola Davis sigue siendo la Amanda Wallen perfecta, no puede haber otra Harley Quinn que no sea Margot Robbie, y Joel Kinnaman y Jai Courtney recuperan sus personajes para hacerles la justicia que no se les permitió en el pasado. Y a los recién llegados, Idris Elba o John Cena, se les da la bienvenida. Qué planta tiene el primero y menuda vis cómica tiene el segundo.

David Dastmalchian, John Cena, Idris Elba y Daniela Melchior, parte de El Escuadrón Suicida. WARNER
David Dastmalchian, John Cena, Idris Elba y Daniela Melchior, parte de El Escuadrón Suicida. WARNER

Y Stallone, ese King Shark para la posteridad, que regala algunos de los mejores momentos de un divertimento que es carne de multisalas, puro cómic viviente repleto de luz y de color, con un soundtrack -aquí metemos también la impagable y juguetona banda sonora de John Murphy- que definitivamente anima el conjunto. El Escuadrón Suicida era la película que estas despreciables criaturas reclamaban. Gracias, James. Ah, y ¡Ñam, ñam! Éste debería ser el himno del verano.

En definitiva…

El Escuadrón Suicida es una explosión de humor sin censura y diversión sin descanso, de colores y puro amor al tebeo por parte de un James Gunn desatado, donde todo funciona en todo momento. Una locura para animar la visita a las salas.

Póster de El Escuadrón Suicida. WARNER
Póster de El Escuadrón Suicida. WARNER

15

‘El Escuadrón Suicida’. Despreciables criaturas con alma

About The Author
- Ingeniero de sistemas y software de profesión, cinéfago incurable de afición. Lo mismo te devora El Padrino que Payasos asesinos del espacio exterior o todo el cine de los 80 y de acción de los 90. Empezó en Locoporelcine hace más de quince años, y ahora... he is back!

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>