Ridley Scott viste de Gucci

Con motivo de la salida en DVD y Blu-ray de La casa Gucci hacemos un repaso a la filmografía de Ridley Scott

En 2021 Ridley Scott estrenó 2 títulos a cual mejor y más dispar. Por un lado, El último duelo, de sublime ambientación medieval. En ella vemos el duelo entre Jean de Carrouges (Matt Damon) y Jacques Le Gris (Adam Driver) para salvar el honor de la mujer del primero, Marguerite (Jodie Comer), presuntamente violentada por el segundo. Por otro lado, está el que nos ocupa: La casa Gucci. Un drama criminal en torno al asesinato, en 1995, de Maurizio Gucci (Adam Driver), nieto del fundador del imperio de la moda Gucci por orden de su exmujer Patrizia Reggiani (Lady Gaga). Son dos propuestas que representas muy bien los géneros en los que el cineasta se mueve: el cine histórico y el biográfico. Pero dentro de su filmografía tiene muchos hitos más, entre ellos ser uno de los padres de la ciencia ficción moderna.

Alien y Blade Runner, sus más tempranos éxitos

Alien: el octavo pasajero y Blade Runner entre los mayores éxitos de Ridley Scott.
Carteles de los icónicos filmes del maestro inglés.

El reconocimiento le vino a Ridley Scott muy temprano con dos de los pilares centrales del género de ciencia ficción: Alien, el octavo pasajero (1979) y, sobre todo, Blade Runner (1982). En el primer caso, redefine el llamado terror espacial. El filme lleva al límite a siete astronautas de la ya mítica Nostromo al enfrentarles a una amenaza letal que apenas se hace visible en todo el metraje. Con Blade Runner inaugura la estética ciberpunk altamente reproducida en películas como Dark City o animes como Ghost in the Shell. Esta estética consiste en mostrar un futuro distópico hipermecanizado y masificado donde también aborda el dilema moral de si los clones (o en este caso replicantes) pueden tener más humanidad que los propios humanos. En ambos casos redefinió el género dándole una atmósfera noir e inquietante que marcaron escuela y se han convertido en un referente.

Legend (1985) es la tercera película que hace tras estos pesos pesados y marca la tercera tendencia de este cineasta: la del medievo. Sin embargo, a pesar de ser una cinta entretenida y contar con la presencia de un jovencisimo Tom Cruise, no funcionó tan bien como se esperaba. Y lo mismo pasó con sus otros dos títulos posteriores, La sombra del testigo (1987) Y Black Rain (1989). Esta última es un acercamiento al cine policiaco de acción con Michael Douglas y Andy García que, sin estar mal sobre todo por el toque noir, tampoco supo conquistar a la crítica.

Ridley Scott en los años ’90

Cartel de Thelma & Louise. MGM
Cartel de Thelma & Louise. MGM

Hasta que llegaría Thelma & Louise en 1991 que le volvería a aupar en Hollywood. Esta road movie consiguió que sus protagonistas, Susan Sarandon y Geena Davis, fueran nominadas a los Oscar ese año. Tras este éxito, y en conmemoración de los 500 años de la conquista de América, realizó 1492: la conquista del paraíso como primera incursión al cine histórico con unos resultados moderados. Como también los obtuvo de sus siguientes filmes: Tormenta Blanca (1997) y la Teniente O’Neil (1998). Esta última ahonda en otra de las constantes de su cine que es el ensalzamiento de la figura femenina que ya vimos desde un inicio con la teniente Ripley de Alien.

Gladiator, otro hito en su carrera

Cartel de Gladiator. UNIVERSAL
Cartel de Gladiator. UNIVERSAL

El siglo XXI lo comenzó por todo lo alto de nuevo con una película de corte histórico: Gladiator. Esta también fue la película que encumbró a su protagonista Russell Crowe que a partir de ahí se convertiría en el actor fetiche del director. La propuesta fue un rotundo éxito consiguiendo hasta cinco premios Oscar entre ellos mejor actor y mejor película. Sin embargo, en sus posteriores películas no revalidaría tal éxito. Su siguiente película fue Hannibal (2001) segunda parte de la magnífica El silencio de los corderos pero que no llegó a su altura. Tuvo criticas divididas: Estaban los que aplaudían ese giro hacia lo escabroso del film y los que criticaban esa salida del tono más policiaco de su predecesora.

La primera década fue de altibajos. vinieron buenos títulos como El reino de los cielos (2005) con una soberbia recreación del periodo de las cruzadas. Otro fue American Gangster (2007) con un fantástico duelo interpretativo entre Denzel Washington y Russell Crowe. Sin embargo, vinieron otras propuestas de menor significación como Los impostores (2003), Un buen año (2006) o Red de mentiras (2008)

Un regreso a la franquicia Alien poco afortunado

La segunda década volvería a contar con Crowe para otra película de corte histórico: Robin Hood. Para esta versión, Scott le dio un enfoque más realista e historiográfica, aunque no cosecharía el éxito esperado. Como tampoco lo haría el regreso a la franquicia de Alien que, tras tres títulos, andaba a la deriva. Prometheus (2012) iba a ser una película de orígenes en la que se nos contaría el germen extraterrestre y la creación de los Xenomorfos.

Pero su planteamiento no llegó a convencer a los fans de la saga por alejarse de los paradigmas establecidos en la franquicia. Y menos aún su continuación Alien: Covenant de 2017. Entre medias filmó películas tan dispares como el thriller político El consejero (2013), el drama bíblico de Exodus (2014) con Christian Bale interpretando a Moisés o el thriller de ciencia ficción The Martian (2015) con Matt Damon sobreviviendo en el inhóspito planeta Rojo

La casa Gucci, el regreso del mejor Ridley Scott

Cartel de La casa Gucci ya en DVD y Blu-Ray. MGM
Cartel de La casa Gucci ya en DVD y Blu-Ray. MGM

Tras otro título menor como es Todo el dinero del mundo llegaríamos a este 2021 con sendas películas mencionadas al inicio de este artículo. En ellas vuelve la mejor versión del cineasta en temas como la ambientación, las recreaciones históricas, las interpretaciones y ese perfeccionismo del que es estandarte Scott. Sin embargo, curiosamente ha sido ninguneado en estos últimos Óscar. En la que nos ocupa, La casa Gucci se ve especialmente en la soberbia interpretación de Lady Gaga y las no menos excelentes interpretaciones de Al Pacino, Jeremy Irons, Jared Leto o Adam Driver. La propia puesta en escena de este episodio lóbrego de la familia Gucci es magnífico que ahora podrás disfrutar a lo grande en el salón de tu casa.

Si queréis ver un análisis más en profundidad de este aclamado director podéis verlo aquí:

Ciclo Grandes directores: Ridley Scott. LAS CRÓNICAS DE PABLO

Planes de futuro

Y lejos de jubilarse, la agenda de Scott esta más activa que nunca con proyectos como la producción de las series de Alien y Blade Runner, así como la tan traída Gladiator II previsto su estreno para 2023. Todavía le queda muchas historias que contar a este gran cineasta para mayor alegría de sus seguidores.

3

Ridley Scott viste de Gucci

About The Author
- Licenciado en Historia del Arte y bloggero Estudió Historia del Arte y pronto empezó a colaborar como articulista en la revista 'Crítica de arte' primero y después en el 'grupo Promecal'. Su afición por la escritura y el cine le ha llevado a introducirse en el mundo de las webs de cine y hacer cursos de guión y dirección cinematográfica. Amante de la cultura pop, los videojuegos retro, las bandas sonoras, el cine de ciencia ficción, acción, aventuras y frikadas varias.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>